La Rioja

Alegría para Macarena en Ezcaray

Marcos Bajo, Germán Torres, Juan Martínez, Luis Blanco, Javier Fernández y Joseba Sánchez junto a Macarena Sáez. D.M.A.
Marcos Bajo, Germán Torres, Juan Martínez, Luis Blanco, Javier Fernández y Joseba Sánchez junto a Macarena Sáez. D.M.A.
  • Barriuso y Cueva vencen la emotiva 7ª Carrera de Montaña por la Integración

Hay competiciones, como la séptima Carrera de Montaña por la Integración 'Villa de Ezcaray', que las hacen grandes sus participantes, pero no sólo sus ganadores. El najerino Óscar Barriuso se impuso ayer con claridad y volvió a ganar en Ezcaray, donde este mismo verano venció en la Subida a Santa Bárbara, con un tiempo de 1.32.02 horas, después de deshacerse de Alfonso Díez en Bonicaparra, cuando marcaba tiempo de récord, pero acabó relajándose en el descenso por Sagastía, ya en solitario, aunque acabó aventajando en casi 4 minutos al veterano Díez. Tercero fue el local David Valgañón, que siguió a los primeros hasta Lapuerca y entró a meta en 1.36.24 horas. Cuarto fue el logroñés Ricardo Rodríguez, que superó en la recta final al najerino Aurelio Marijuán después de haber arrancado la primera ascensión, la de Ulizarna, en décima posición.

La carrera es casi una media maratón de montaña con 20 kilómetros y 800 metros de desnivel, con tres ascensos que marcan la carrera: Ulizarna, Las Tres Hayas y Bonicaparra; aunque los largos descensos también equilibran la balanza entre los corredores técnicos y los resistentes. En categoría femenina también hubo dominio de principio a fin de la calceatense Ángela Cueva (1.59.41), aunque sus perseguidoras se disputaron el podio y llegaron a meta en un arco de un minuto: la también calceatense Sonia Villaverde (2.14.21), Ana López (2.14.58), de Valgañón; y Camino Alegre (2.15.22), un gran nombre para una corredora de montaña como la de Basauri. La mejor local fue Chus Alesanco, que llegó en 2.17.45 horas.

Pero, al margen de estos corredores, que merecen su reconocimiento y aplauso, la Carrera de Montaña por la Integración de Ezcaray la forman otros deportistas cuyo esfuerzo es aún más meritorio y valioso. Es el caso del discapacitado Pol Makuri, que fue décimo cuarto en la general, entre 166 inscritos, guiado por el deportista local Marco Valgañón. Enorme mérito el suyo.

Y es el caso, sobre todo, de Marcos Bajo, Germán Torres, Juan Martínez, Luis Blanco, Javier Fernández y Joseba Sánchez, que ayer condujeron a la joven discapacitada ezcarayense Macarena Sáez Jiménez en una 'joëlette', una silla adaptada, para que viviera la experiencia de participar en un 'trail'. Y lo hizo al igual que los demás participantes, como los ciegos que corren guiados por los compañeros gracias a una barra direccional. Al acabar la entrega de trofeos la organización, siempre perfecta y atenta, reconoció la solidaria labor de los seis corredores con un gesto emocionante: los aplaudió como vencedores. Entonces Macarena levantó orgullosa su diploma y exhibió su dorsal número 1.