La Rioja

NATACIÓN

Alba Romero, plata en el Europeo

Marcos Godoy y Alba Romero, con la medalla de plata lograda en Piombino. :: a.j.
Marcos Godoy y Alba Romero, con la medalla de plata lograda en Piombino. :: a.j.
  • Marcos Godoy, en la carrera de 7,5 kilómetros, acabó decimosexto y mejor español

  • La júnior riojana rozó el título de los 5.000 metros en aguas abiertas en Piombino

La nadadora Alba Romero se proclamó ayer subcampeona de Europa júnior en la prueba de cinco kilómetros en aguas abiertas celebrada en Piombino (Italia). La riojana, que milita en el Club Natación Logroño, salió dispuesta a darlo todo desde el inicio. Así, la riojana partía junto a una de las favoritas al título, lo que le servía como referencia. Sin embargo, pronto la dejó atrás.

Con su esprint inicial, puso en línea a todas las competidoras y la riojana ha pasado en primera posición las dos primeras boyas junto a otra española, María Romero. Y es que muy pronto la carera se ha convertido en un duelo entre españolas e italianas.

Con el mar en calma, la recta final iba a resultar definitiva. En casi 700 metros, Alba Romero atacó, pero también lo hizo Giulia Salin. Los cambios de ritmo y los intercambios de posición se multiplicaron hasta el final, pero la victoria cayó del lado transalpino por apenas ocho décimas. Una lástima, pero también una enorme alegría para Alba Romero, que debutaba en una gran cita y que cumplió con creces los objetivos marcados.

Otro riojano, Marcos Godoy (CN Las Norias), también participaba en los Europeos. Aunque no pudo luchar por el podio, sí firmó una gran carrera, acabando en decimosexta posición en la prueba de 7,5 kilómetros. Partió con los favoritos y logró mantenerse con ellos hasta el ecuador, pero el grupo se fragmentó y Godoy quedó relegado. Eso sí, no se amilanó y fue el que tiró del grupo, llegando a la meta de Piombino como mejor español, un hito reseñable. Ahora, la competición no descansa para Alba Romero, mañana puede acabar por todo lo alto el Europeo júnior de aguas abiertas. Participará en el relevo 4x1.200 metros, junto a otros tres nadadores españoles (una chica y dos chicos). El objetivo es llegar a los metales.

54 semanas de trabajo

Desde Italia, el entrenador de ambos nadadores, Antonio Jiménez destacaba «el gran papel de ambos nadadores». Los dos llevan mucho tiempo trabajando en el Centro de Tecnificación del Adarraga y lograron ayer, tras un verano plagado de éxitos, pero también de sacrificio, sus metas.

«Llevan 54 semanas de trabajo sin parar. En todo agosto tampoco han descansado. Desde el principio de año nos propusimos el Europeo como meta y no sólo se ha logrado llegar, sino hacerlo de manera excelente», destacaba Jiménez. Ambos están «disfrutándolo», aunque el entrenador lo tiene muy claro: «Tienen que asimilarlo porque son muy jóvenes y deben seguir trabajando. Han sido dos 'novatos' en grandes citas, mientras que otros tenían mucha más experiencia, y han cosechado unos resultados excelentes», añadía el técnico del Centro de Tecnificación.

Así, ambos jóvenes nadadores firmaron ayer una de las páginas más brillantes de la historia de la natación riojana aunque, visto su potencial, prometen seguir dando días de gloria a la disciplina.