El Logroño se viste de Europa

Los franjivino regresan en Minsk a la Copa EHF, una competición que le ha dado muchas alegríasLos de Jota González han disputado 24 encuentros en este torneo, con quince victorias, dos empates y siete derrotas

MARTÍN SCHMITT

Logroño. El Ciudad de Logroño y Europa han ido de la mano los últimos ocho años. Salvo una sola temporada en blanco -la 2011/12-, el conjunto franjivino siempre ha dado la cara, primero en la Copa EHF y luego en la Champions. Fue en Europa cuando ese pequeño equipo de una capital de provincias se dio cuenta de que el proyecto nacido poco antes comenzaba a adquirir dimensiones importantes.

Desde su primera andadura en el formato antiguo de la Copa EHF, con el que alcanzó las semifinales del certamen, hasta su última excursión, dejando al bloque franjivino dentro de los mejores 18 clubes del continente en la Champions, al Ciudad de Logroño le gusta visitar las pistas de medio continente. Ahora, con la bajada de presupuesto, el equipo regresa a una Copa EHF que le dio grandes alegrías.

En esta competición continental, el conjunto franjivino ha ganado durante las tres campañas en las que ha participado en quince oportunidades, ha empatado en dos ocasiones y ha caído siete veces. Y un dato importante: en la Copa EHF el bloque riojano ha ganado absolutamente todos sus encuentros jugados en el Palacio de los Deportes, entre ellos los dos encuentros de semifinales frente a los que acabaron coronándose campeones (Lemgo y Göppingen, respectivamente).

Estadísticamente, el equipo dirigido por Jota González venció como visitante en tres ocasiones, aunque las dos primeras -frente al Haukar islandés en la temporada 2009/10 y contra la Metaloplastika serbia, en la campaña posterior- disputó ambos encuentros de eliminatoria en el Palacio de los Deportes logroñés. Así, la primera victoria fuera de la pista logroñesa ocurrió el 9 de marzo del 2013, frente al Eskiltsuna sueco (24-30) cuando Rafa Capote se lució con ocho tantos esa fría tarde.

En sus dos primeras incursiones en la Copa EHF, el Ciudad de Logroño alcanzó las semifinales del torneo. Eran otras épocas y no existía la fase de grupos, introducida para la campaña 2012/13, en la que el conjunto logroñés, pese a ser el mejor segundo de los cuatro grupos quedó apeado de la final a cuatro disputada ese año y que ganó el Rhein-Neckar Löwen alemán.

En su primer año, los franjivino fueron dejando en el camino al Estrella Roja serbio, al Haukar islandés y al Dunkerque francés para medirse en la semifinal al Lemgo. El primer encuentro en casa se saldó con victoria riojana (30-25) pero en la vuelta imperó el poder alemán (34-26). En su segunda participación, el cuadro logroñés eliminó ajustadamente a la Metaloplastika; en octavos de final, dejó en la cuneta al Tatabanya húngaro y en cuartos al Nordsjaelland Handbol danés, un buen equipo en el que despuntaban Nikolaj Markussen y Mads Mensah Larsen, entre otros. En semifinales cayó ante el Göppingen, que llegó a Logroño con la serie sentenciada (32-23) aunque en el Palacio el Logroño ganó por 32-29.

Ahora, en su cuarta participación debe luchar ante quizá uno de los mejores equipos del certamen, el Minsk, para acceder a la fase de grupos que se jugará en el 2018.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos