BARCELONA '92 25 ANIVERSARIO

El primer oro de la natación española

Martin López Zubero festeja su medalla de oro en Barcelona. :: efe
/
Martin López Zubero festeja su medalla de oro en Barcelona. :: efe

El español de Estados Unidos López Zubero subió a lo más alto del podio y, además, con nuevo récord olímpico

IÑIGO ZABALA / M.G.

Logroño. Era su confirmación, su objetivo, su meta. Tras proclamarse campeón del mundo en los 200 metros espalda en Australia el año anterior, Martín López Zubero ansiaba poder confirmar las altas expectativas colgándose la presea más buscada. Como su compañero de delegación José Manuel Moreno, reguló perfectamente sus esfuerzos, a sabiendas de que solo podía tener opciones si seguía su propia estrategia ya marcada.

Al paso de los 100 metros, el ex soviético Selkov encabezaba una prueba en la que el español se encontraba en quinta posición. Los metros pasaban, el final cada vez estaba más cerca pero Martín parecía no inmutarse. Mantenía su ritmo, su cadencia de 32 brazadas, esperando que las fuerzas de sus adversarios fueran menguando. Y así fue, estaba establecido en la estrategia. En el siguiente largo de piscina, López Zubero giró tercero, produciéndose un cambio de líder. El japonés Ito superó a Selkov. Entraba la carrera en su momento decisivo. Zubero aceleró su brazada mientras el japonés se hundía en la piscina y era superado por el italiano Battistelli, que ya había saboreado el metal en Seul 1988. Selkov, Zubero y Battistelli, los tres medallistas en los Mundiales de 1991 se iban a jugar el sueño de sus vidas en apenas 50 metros. Y allí se encontraba un español. Fue un final agónico, emocionante. Zubero siguió con su progresión, aumentó su cadencia y su gorro blanco alcanzó la primera posición. Oro. Campeón Olímpico. Aclamado por más de 4.000 personas que llenaban las gradas de las piscina Bernat Picornell, López Zubero subió al escalón más alto del podio para colgarse hasta entonces la primera medalla de oro olímpica de la natación española.

El oro de López Zubero rompió el hielo en un deporte en el que los españoles no había brillado hasta entonces. Únicamente, los bronces de, curiosamente, el hermano mayor de Martín, David López Zubero, en los Juegos Olímpicos de 1980 de Moscú y de Sergio López Miró en los Juegos de Seúl de 1988. Zubero se convirtió en el tercero español en lograr un metal. Tras el oro de Zubero, la natación española tuvo que esperar hasta Sidney 2000, donde Nina Zhivanevskaya, obtuvo la medalla de bronce en la final de 100 espalda. Cuatro medallas que se multiplicaron con la aparición de Mireia Belmonte. La barcelonesa logró dos platas en Londres 2012 y un oro y un bronce en Río 2016. La mejor nadadora que ha dado España, tomó el relevo de López Zubero, y devolvió a España al primer escalón mundial en los 200 metros mariposa.

Tras Barcelona' 92, no acabaron los logros para el pequeño de la familia. Zubero se proclamó campeón del Mundo en 100 metros espaldas en los Mundiales de Roma de 1994. Un año antes, se había colgado dos oros y una plata en los europeos de Atenas de 2000. Tras rozar el bronce en Atlanta' 96, se retiró en lo más alto del escalafón europeo tras obtener el oro en Sevilla un año después. En la actualidad, compite en EEUU en torneos locales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos