Nueva cita de las promesas del voley

Concentración de minivoley en el polideportivo Titín III. :: Fernando Díaz/
Concentración de minivoley en el polideportivo Titín III. :: Fernando Díaz

Un centenar de niñas se dieron cita en la concentración para las más pequeñas

Ni el frío ni la adversa climatología pudo, el pasado domingo, con la ilusión de las jóvenes promesas del voleibol riojano. Más de un centenar de jugadoras prebenjamines, benjamines y alevines se dieron cita en el pabellón Titín III para celebrar una nueva concentración.

La Federación Riojana de Voleibol organiza este tipo de actividades para 'sembrar' la afición al voleibol entre las más pequeñas y, de esta forma, cultivar a las futuras figuras que han de alimentar las plantillas de clubes como CV Logroño o Haro Rioja Voley.

Para las niñas supone una motivación añadida dado que todavía ellas no tienen una competición reglada en la que participar cada fin de semana, pero quieren demostrar que lo que practican durante la semana en sus respectivos colegios o centros de entrenamiento da sus frutos.

Y lo cierto es que, poco a poco -mucho más lentamente de lo que le gustaría a la Federación, y cabría esperar si se tiene en cuenta que La Rioja dispone de dos de los mejores conjuntos de voley femenino del país- el número de practicantes de este deporte va creciendo en la región, especialmente desde la base.

Entretanto, el gran déficit del voleibol en La Rioja (como en otras comunidades) es la ausencia de varones que practiquen este deporte. Aunque hay presencia masculina en las categorías más jóvenes, los chicos van desapareciendo conforme cumplen años y ya hace más de una década que la competición escolar es exclusivamente femenina en La Rioja, después de que desaparecieran los últimos equipos escolares formados por varones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos