La Rioja

Puesta a punto final

Dos jóvenes escolares, durante un combate de la temporada pasada.
Dos jóvenes escolares, durante un combate de la temporada pasada. / FERNANDO DÍAZ
  • Los deportistas preparan el inminente inicio de las distintas competiciones escolares

Los escolares riojanos se encuentran en la fase final de su pretemporada. Salvo los jugadores de fútbol cadete (que ya han comenzado hace algunas semanas a jugar), los infantiles (que empiezan su liga este próximo sábado), y los nadadores 'mayores' que inauguran la temporada también el sábado por la tarde en el Adarraga, el resto se encuentra en la parte final de su pretemporada, y en unas semanas se verán inmersos en plena competición

Estos días se suceden los encuentros amistosos entre los equipos de deportes colectivos, pero también los deportistas individuales se encuentran ya en la recta final de su preparación.

Pelota, judo, etc

Este es el caso de los pelotaris, que no tardarán en comenzar a jugar sus encuentros, una vez que ya se ha cerrado el plazo de inscripción. Los judokas también están ante sus últimas sesiones de entrenamiento. El próximo día 12 comenzarán en Haro y Calahorra su temporada. Antes incluso lo harán los inscritos en kickboxing. El calendario federativo señala el primer domingo de noviembre (día 6) como el elegido para la apertura de su campaña escolar.

La orientación es otra de las disciplinas que habitualmente arrancan su temporada al principio del año deportivo por lo que no faltará demasiado para que también sus escolares se pongan a correr con el plano y la brújula en la mano, aunque todavía no se ha hecho público el calendario de competición.

Y es que en general, durante el mes de noviembre, se incorporarán un buen número de disciplinas (al margen de las que se disputan por equipos) a la cartelera de los Juegos. Tras el inicio del curso académico, muchas federaciones aprovechan las primeras semanas para hacer las inscripciones. Una vez recabadas se disponen a diseñar calendarios y sistemas de competición para una temporada que no acabará, salvo excepciones, más allá del mes de mayo. Entretanto, los escolares también tienen esas primeras semanas después de las vacaciones para entrenar y prepararse después de un periodo largo de inactividad que en Logroño y Arnedo -entre otras localidades- aún se prorroga más por la celebración de las fiestas locales.

De esta forma, para la mayoría de los escolares, el primer trimestre académico sirve de toma de contacto con el año deportivo. La mayoría no comienza la competición hasta noviembre -después de Todos los Santos- pero en diciembre, apenas hay dos fines de semana lectivos porque la celebración del Puente de la Inmaculada y la Constitución, primero, y las vacaciones de Navidad, después dejan casi todo el mes inhábil para la competición.