La Rioja

Un momento de un partido de cadetes disputado en Prado Viejo esta campaña. :: Fernando Díaz
Un momento de un partido de cadetes disputado en Prado Viejo esta campaña. :: Fernando Díaz

Primeros partidos infantiles

  • La temporada de primera infantil arranca el próximo sábado

Es cuestión de tiempo. En apenas unas semanas todos los equipos de fútbol estarán ya inmersos en una competición que apenas ofrecerá descansos hasta allá por el mes de mayo, cuando se vaya conociendo el nombre de los nuevos campeones. Sin embargo, la incorporación a la competición se hace de forma progresiva, y el próximo fin de semana serán ya los infantiles de primera categoría los que se incorporen a la cartelera.

El pasado domingo fue el turno de los cinco grupos en los que se han dividido a los treinta equipos que este año militarán en la segunda categoría cadete. De momento, en esta primera fase se aplican criterios de territorialidad para establecer los grupos, y luego será la propia competición la que dicte sentencia y establezca quién juega con quién en la segunda fase, cuando ya esté en liza -más directamente- el título. Para unos su máxima aspiración será el campeonato de Liga, mientras que para otros, a partir del corte de la primera fase, lo máximo a lo que podrán aspirar será a levantar el trofeo que les acredite como campeón de copa.

En la primera cadete que arranca el próximo sábado. Todos los equipos (los doce que militan en la categoría) formarán en un grupo único en el que todos jugarán contra todos y después de 22 jornadas, el día 7 de mayo de 2017 concluirá la temporada con la proclamación del equipo que termine en primera posición como nuevo campeón autonómico en la categoría infantil.

El año pasado, el campeón fue el Comillas que -al término de la campaña- aventajó en la clasificación por seis puntos al equipo de la Escuela de Fútbol Logroño. No obstante, la mayoría de los jugadores que formaban esas plantillas ya no están en la categoría sino que ahora militan ya, en su mayoría, en conjuntos de la segunda cadete por lo que de poco sirven las estadísticas.