Villar veranea de nuevo en Santo Domingo

Unos jóvenes pasan por delante de las cámaras de Cuatro. :: D.M.A./
Unos jóvenes pasan por delante de las cámaras de Cuatro. :: D.M.A.

Tres días después de salir de la cárcel, el expresidente de la RFEF parece haber regresado a su residencia riojalteña

DIEGO MARÍN ABEYTUA SANTO DOMINGO.

Tres días después de salir de la cárcel de Soto del Real el expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) parece haberse refugiado en su casa de Santo Domingo de la Calzada, una unifamiliar en la urbanización Las Nogueras, situada a las afueras, en la carretera de Bañares. No es novedad que Ángel María Villar visite La Rioja, la noticia es que haya sido su primer destino en libertad, después de haber salido de prisión.

En la localidad riojalteña se le reconoce como asiduo del 'pinchopote', se le ve con cierta frecuencia en bares como el Piedra y el Medel, a menudo pasando desapercibido, vestido con ropa deportiva, de incógnito. El viernes anterior a su detención estuvo tranquilamente en Santo Domingo, donde posee uno de sus 29 inmuebles, y, curiosamente, un calceatense le vendió un boleto para el sorteo de unas entradas para el partido España-Italia del 2 de septiembre, promoción promovida por el La Calzada para recaudar fondos. El destino es caprichoso, quién le iba a decir entonces a Villar que quizá sí necesitaría ese boleto para poder acudir a ver la Selección.

Ayer la casa del bilbaíno de 67 años, exjugador del Athletic de Bilbao, permanecía con las persianas bajadas, sin señales de vida, aunque algunos calceatenses afirman haberlas visto levantadas el día anterior. Es más, hay quien asegura haber visto a Villar en Santo Domingo el pasado jueves junto a Javier Clemente. Se dice que fue Clemente quien abonó la fianza de 300.000 euros para la puesta en libertad de Villar. Amigos de juventud.

Villar compró un boleto del F.C. La Calzada para el sorteo de entradas del partido España-Italia

En los años 60 los juveniles del Athletic realizaban la pretemporada en La Rioja Alta. Entrenaban en Ezcaray, como el Logroñés en los 80, y se hospedaban en el hotel Comercio (El Rincón de Emilio), donde coincidían con los llamados «millonarios de Tolosa», quienes acudían con sus chóferes, alquilaban una planta entera y terminaban de revolucionar el pueblo. Años después, ya como profesionales, algunos de aquellos jugadores, como José Ángel Iríbar, Chechu Rojo, Eneko Arieta y el propio Villar, adquirieron una casa en la misma urbanización, donde son vecinos del lehendakari Iñigo Urkullu, también presente estos días en el municipio.

Allí, en Las Nogueras, los medios de comunicación, sobre todo cámaras como las de Cuatro, que llevan de guardia en la puerta desde el jueves, no son bienvenidas. Villar es un vecino más, un buen vecino, le defienden. Eso sí, parece haber vuelto a huir de la presión mediática y puede que se haya refugiado en la casa de su hermano en Labastida.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos