Villar paga su fianza y sale de la cárcel doce días después

Ángel María Villar (2d), junto a su hijo Gorka, al abandonar ayer por la tarde la prisión madrileña de Soto del Real. :: KIKO HUESCA / EFE
Ángel María Villar (2d), junto a su hijo Gorka, al abandonar ayer por la tarde la prisión madrileña de Soto del Real. :: KIKO HUESCA / EFE

El presidente de la FEF suspendido abonó los 300.000 euros de fianza para recuperar la libertad provisional junto a su hijo Gorka «Doy las gracias a quienes confían en nosotros», declara el expresidente de la Federación al abandonar Soto del Real

AMADOR GÓMEZ MADRID.

Doce días después Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol (FEF) suspendido durante un año, recuperó ayer la libertad, junto a su hijo Gorka. El dirigente vasco y su hijo, encarcelados el pasado 20 de julio junto al vicepresidente económico Juan Padrón, salieron por la tarde de la cárcel de Soto del Real tras abonar por la mañana las respectivas fianzas impuestas el día anterior por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz. Ángel María Villar pagó 300.000 euros y su hijo, 150.000. A Juan Padrón se le impuso una fianza de otros 300.000 euros. El secretario de la Federación Tinerfeña de Fútbol Ramón Hernández Baussao salió al día siguiente de su ingreso tras abonar los 100.000 euros requeridos.

«Quiero dar las gracias a todas aquellas personas que han confiado, privada y públicamente, en mí, en don Juan Padrón y en mi hijo y nos han defendido. Y gracias también a los presos del módulo número 1 por el cariño y afecto que han tenido con nosotros. Les deseo que tengan suerte en sus litigios y espero verles en la calle. Muchísimas gracias a todos ustedes por estar aquí», declaró Ángel Villar ante los periodistas al abandonar la prisión madrileña. Los exseleccionadores nacionales Vicente del Bosque y Javier Clemente han sido dos de los técnicos que han trabajado a las órdenes de Villar y han salido en defensa del eterno presidente de la FEF. «Pongo la mano en el fuego por Villar», ha manifestado recientemente Del Bosque.

Ángel Villar y su hijo abandonaron Soto del Real a las siete de la tarde, 27 horas después de que el magistrado Pedraz acordase el lunes su puesta en libertad provisional bajo fianza de 300.000 euros. También impuso el juez a Villar, al igual que a su hijo y a Padrón, la obligación de comparecer semanalmente ante el juzgado, la prohibición de salida del territorio nacional y la retirada del pasaporte, además de facilitar un teléfono móvil a fin de estar localizados y poder ser llamados en cualquier momento para ponerse a disposición del juzgado cuando sean requeridos.

Villar habló poco al salir de Soto del Real; ahora hay que esperar a sus movimientos

Ángel María Villar, Gorka Villar y Juan Padrón están acusados de administración desleal, apropiación indebida, estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares por desviar fondos del organismo a empresas de amigos, socios y testaferros, según la investigación de la 'operación Soule' llevada a cabo por la Guardia Civil. En la causa también han debido declarar ya como investigados, entre otros altos cargos, el ex secretario general de la FEF y precandidato en las últimas elecciones a la presidencia de la FEF, Jorge Pérez; la directora general de la selección española, María José Claramunt; y diversos presidentes de territoriales.

Santiago Pedraz entiende que Villar ya no tiene maniobra para ocultar las pruebas de la supuesta red clientelar que tejió durante años al frente de la FEF, que preside desde 1988, cargo para el que fue reelegido sin oposición el pasado mes de mayo para un octavo mandato. El magistrado de la Audiencia Nacional impuso a los tres encausados las medidas cautelares habituales una vez formalizadas las fianzas, lo que hicieron efectivo cuando era previsible, el día después de que Santiago Pedraz emitiese su auto y levantase también el secreto de las actuaciones de la 'operación Soule'. Según el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, la investigación ha confirmado, al menos por el momento, que tanto Villar como su hijo y Padrón «efectivamente son responsables criminalmente de los delitos imputados».

Más

Fotos

Vídeos