FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL

Villar culpa al Gobierno y denuncia un «golpe de Estado en la federación»

Ángel María Villar gesticula durante la conferencia de prensa que ofreció ayer en un hotel en el centro de Madrid. :: JOsÉ RAMÓN LADRA
/
Ángel María Villar gesticula durante la conferencia de prensa que ofreció ayer en un hotel en el centro de Madrid. :: JOsÉ RAMÓN LADRA

El expresidente promete «luchar»» contra Lete, Cardenal y Tebas, a quienes acusa de «utilizar a fiscales, Guardia Civil y tribunales»

AMADOR GÓMEZ MADRID.

«El Gobierno es el único responsable de que España se pueda quedar sin Mundial», proclamó ayer Ángel Villar, tres días después de conocerse la amenaza de la FIFA de excluir a la selección del campeonato que se disputará en Rusia por supuestas injerencias políticas en la Federación Española de Fútbol (FEF). En su primera comparecencia pública tras su salida de la cárcel en la que ingresó por su implicación en la operación Soule, el máximo dirigente de la FEF suspendido denunció un «golpe de Estado» ejecutado por el actual presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Ramón Lete, su antecesor, Miguel Cardenal, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, y el ex secretario general del organismo federativo, Jorge Pérez. «Quieren ver mi cabeza colgada como la de los toros o de los ciervos. Me están linchando. Me siento un leproso porque me han echado al barro, a mí y a mi familia», lamentó.

«No voy a permitir que sea la Administración la que me mande a casa si no lo quiere el fútbol español. Si prospera la moción de censura no seré presidente de la FEF, pero recurriré todas las resoluciones y sentencias, en España, y en Estrasburgo. Voy a luchar hasta el final», prometió el vasco, convencido de que no ha cometido «ningún delito».

Incluso acusó a quienes quieren verlo «enterrado» de haber «utilizado a fiscales, a la Guardia Civil y a los tribunales» para que se haya abierto un proceso penal contra él, su hijo Gorka, «que no se ha beneficiado ni un euro de la selección española», y el vicepresidente económico Juan Padrón. Los tres están acusados de «administración desleal, apropiación indebida, estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares» por desviar fondos de la FEF.

Después de desmentir «de forma categórica y absoluta» que haya sido él quien ha intervenido ante la FIFA para que exista «la posibilidad seria» de que España sea sancionada sin participar en el Mundial, Villar se defendió para, entre otras cosas, reivindicar su inocencia en la causa por presunta corrupción en la FEF, quejarse de posibles irregularides cometidas por el CSD y acusar también a Lete «de haber incumplido el Derecho positivo español». «Presentar alguna denuncia falsa quizás sea un delito», advirtió el eterno presidente de la FEF en alusión a las acciones judiciales llevadas a cabo por Cardenal, Jorge Pérez y Tebas. «Estos tres han sido los motores de las denuncias ante la Fiscalía Anticorrupción y son quienes están detrás de la operación Soule», aseguró.

«Y no creo que vuelva a la cárcel, porque no he hecho nada», apuntó quien en julio fue suspendido de sus funciones durante un año por el CSD. «Sin hacer caso -dijo- al informe de la Abogacía del Estado solicitado por el señor Lete, el cual decía que no se aportaba documentación que permitiese concluir que el presidente de la FEF o a algunos de los miembros de los órganos de gobierno de la Federación hubiera incurrido en alguna infracción».

Pese a que Villar insistió en que su deseo es que España no sea sancionada, estima que con su dimisión no se frenaría la amenaza de la FIFA. «El problema es la injerencia con la solicitud de repetir las elecciones ya está cometida, cuando el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) dijo que eran correctas», recordó. «El señor Lete pretende que se anulen las elecciones a la asamblea general de la FEF sin que la ley se lo permita, pero confío en que una institución muy seria como es el Consejo de Estado, que no es Gobierno, no permita dicha anulación», añadió.

Aun consciente de que la FIFA no dejará a España sin Mundial, Villar lanzó un mensaje de miedo, aparte de continua presión al Gobierno, que en 2008 permitió a la FEF retrasar las elecciones tras ser amenazada sin la Eurocopa de aquel año que acabó ganando. «Cuidado, porque hay países muy potentes no clasificados, como Italia, que están al acecho de cualquier oportunidad», avisó.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos