ATHLETIC DE BILBAO

Urrutia se ampara en la protección del socio del Athletic para vetar a niños riojanos

Jóvenes jugadores,
riojanos también, se ejercitan en Oyón
con la ropa del Athletic . :: l.r.
/
Jóvenes jugadores, riojanos también, se ejercitan en Oyón con la ropa del Athletic . :: l.r.

El presidente vasco afirma que su club no debe pedir perdón por su comportamiento y asevera que la gente les admira por su hacer

M. GLERA LOGROÑO.

Muchos días después, el Athletic de Bilbao se dignó a hablar públicamente de la expulsión de 150 niños riojanos de su centro de tecnificación de Oyón por el mero hecho de no haber nacido en el País Vasco. Lo hizo su presidente, Josu Urrutia, a través de un discurso sosegado y ensayado. Resulta que esa expulsión obedece al afán de la defensa de los socios blanquirrojos y del origen y singularidad del club vasco. Urrutia afirma que el Athletic no debe pedir perdón por su comportamiento e incluso de su discurso se desprende que hay que darle las gracias por haber dado la oportunidad a unos niños desahuciados deportivamente hablando.

«La escuela tiene su origen en 2009 con relaciones con los dos clubes de Logroño, el Comillas y Berceo. Hemos venido observando que así como en su origen, y hoy también, había jugadores que son potenciales futbolistas del Athletic, al cabo de los años los clubes han ido creciendo, sobre todo el Comillas, y ese proceso natural quizá se ha convertido en algo más artificial. Así que lo que hemos hecho es proteger lo que a los socios tanto les importa y cuidarlo», afirmaba.

El socio. Alguien debe ser la excusa. Y si no, el mensajero, el periodista, porque al Athletic no le ha gustado nada que Diario LA RIOJA, primero, y el diario El Correo, después, hayan dado a conocer esta maniobra impropia de un mundo global. El lunes de la semana pasada, José Luis Castro, Txolo, responsable de las relaciones institucionales con los clubes convenidos, ratificó a los dirigentes del Comillas y del Berceo la expulsión de esos niños que ya deberían haber empezado el curso. Txolo pidió perdón por las formas y por el fondo, pero se ratificó en la filosofía del Athletic. «Creo que el Athletic no debe pedir perdón por cómo quiere hacer las cosas. Quiere hacer las cosas con su gente, con sus dificultades, y así nos ve la gente, como una cosa admirable», indicó Urrutia. Admirable.

LA FRASE Josu Urrutia Presidente del Athletic «Creo que el Athletic no debe pedir perdón por cómo quiere hacer las cosas»

Urrutia vistió como pudo su discurso consciente de que no todos los presentes le seguirían sin pensar qué exponer, porque parece que tampoco gustan las discrepancias. «Qué interesa decir, cómo y a quién, a mí no me pilla de nuevo y sé lo que mañana (por hoy) va a escribir cada de uno vosotros, pero las cosas son así. Lo tengo que aceptar y aguantar y seguir adelante», apuntó antes de volver a su razonamiento cercano a la superioridad. «Tecnifican una vez cada quince días y los futbolistas juegan con sus clubes. Hemos ofrecido la posibilidad de tecnificar a jugadores que no entran en la filosofía del Athletic», sentenció.

Tanto Comillas y Berceo abogan por la rescisión del contrato. Ambas partes firmaron un acuerdo por tres temporadas a cambio de una cantidad global. El Athletic tiene preferencia sobre los futbolistas (algo muy discutible, por otro lado). Los dos clubes riojanos solicitan una indemnización, ya que con el cambio de pensamiento en Ibaigane ven su presente hipotecado, pues sólo ocho niños pueden acudir por nacimiento al centro que dirige Edu García León, pero los expulsados no sólo han sido excluidos, sino humillados y cercenados en su libertad, porque tampoco se les permite acudir a entrenarse con Real Sociedad (muy discutible también).

«Lo que hemos hecho es poner doble atención en algo que ya veíamos en este tiempo que estaba sucediendo y decir que había que cuidarlo más, y así lo vamos a hacer. Se había pasado de un funcionamiento natural a uno más artificial y lo debemos cuidar», concluyó Josu Urrutia.

Más

Fotos

Vídeos