Dos zarpazos y poco más

Yasin intenta eludir la presencia de Adri Gómez. :: /Miguel Herreros
Yasin intenta eludir la presencia de Adri Gómez. :: / Miguel Herreros

El Calahorra suma un triunfo tardío y sin brillo en el Mundial'82, pero mantiene la ventaja respecto a sus rivales

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

logroño. Al Calahorra le sobran muchos minutos de partido. Ayer, en el Mundial'82, redujo su comparecencia a apenas tres, un par de individualidades brillantes, dos goles y tres puntos más que le sirven para mantener el liderato, la renta respecto a sus perseguidores y la imbatibilidad. Ya han pasado 34 jornadas y nadie ha sido capaz de vencer a los de Miguel Sola.

1 UDL B

César, Iván, Arza, Héctor, Víctor (Miguel, m. 70), Jorge, Guille Cabrera, Gordo, David Muñoz (mario, m. 82), Álvaro y Adri Gómez (Sergio Benito, m. 63).

2 CALAHORRA

Gonzalo, Yasin, Chacón, Eder, Javi Duro, Sergio Parla, Rodrigo, Almagro, Binke (Oskar, m. 56) , Adrien Goñi (Barace, m. 56) y Alain Barrón (Íñigo, m. 84).

Goles
0-1, m. 67. Chacón. 0-2, m. 70. Rodrigo. 1-2, m. 84. Sergio Benito.
Árbitro
Lázaro, con Van de Hende y Samaniego. Amonestó al local Gordo y a los visitantes Adrien Goñi, Barace y Yasin. Expulsó a Sergio Parla (m. 87) por roja directa.
Incidencias
Unos 300 espectadores en el Mundial'82.

Porque el Calahorra es un equipo volcánico. En ocasiones supera los trámites con goleadas. En otras, ante rivales con mayor entidad, parece que le cuesta encontrar el camino al triunfo. Pero cuenta con jugadores de otra categoría y una buena defensa que le permiten incluso sufrir pero sin que el resultado se resienta.

Ante la Unión Deportiva Logroñés B no se vio la mejor versión de los rojillos. En la primera mitad, apenas perturbaron al meta César con un cabezazo blando de Binke y una cesión de los blanquirrojos, en el 45, que pudo abrir el marcador. El resumen de esa primera mitad fue la última jugada anterior al descanso. Una falta al borde del área fue botada por Alain Barrón, que envió el balón a botar en los vestuarios.

Un tanto de Sergio Benito y la expulsión de Sergio Parla dieron emoción a los minutos finales

Los locales se habían defendido bien y habían contado con un par de aproximaciones de Guille Cabrera, pero tampoco habían sumado méritos suficientes como para marcar.

Habían pasado 45 minutos insustanciales y la afición del Calahorra pidió más a sus jugadores, con cánticos y ánimos. Los futbolistas entendieron el mensaje y el partido cambió de tono. Por fin se vio a un Calahorra serio y con hambre. El balón se movía en las inmediaciones del área de César y el filial blanquirrojo comenzó a achicar agua. Rodrigo tuvo la primera buena ocasión tras la reanudación, pero su balón tropezó con un defensa y se fue a córner, el primer de una sarta de saques de esquinas.

Mala fortuna tuvieron los riojabajeños con la lesión de Binke. Un problema muscular que obligó a Sola a mover el banquillo. No fue el único en salir. Se fue también Adrien Goñi y aparecieron Barace y Oskar. El rendimiento mejoró. Dos jugadas peligrosas consecutivas en el minuto 59 y otras dos oportunidades encadenadas en el 65 se convirtieron en la antesala del primer gol.

Un despeje de la defensa blanquirroja acabó en los pies de Chacón que ejecutó un soberbio zapatazo desde el borde del área. Era el minuto 67. Apenas tres después, Rodrigo protagonizó la jugada del partido: una cabalgada dejando a dos defensas y superando a César. Dos zarpazos que parecían sentenciar el encuentro.

Los calagurritanos respiraban pero, en la recta final, Sergio Benito aprovechó un buen pase a la espalda de la defensa para resolver ante Gonzalo. Siete minutos más el descuento que se hicieron eternos, especialmente porque Sergio Parla provocó una innecesaria tángana y fue expulsado. La UDL lo intentó pero el Calahorra se mantuvo firme para continuar con sus óptimos registros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos