El Yagüe vuelve a sobreponerse a una expulsión para sumar tres nuevos puntos

L. R.Logroño

La semana pasada el Yagüe sumó una victoria en su feudo frente al Tedeón pese a tener que jugar durante toda la segunda parte con un jugador menos. Pues bien, ayer los amarillos repitieron hazaña, puesto que lograron vencer a la Oyonesa fuera de casa después de que en el minuto 3 su guardameta Miguel viera la cartulina roja directa por tocar el balón fuera del área con la mano.

2 OYONESA

Acobi, David Sainz, Santamaría, Queleño, Carlos Vázquez, Uruñuela (César, m. 63), Santolaya, Braian (Borja, m. 46), Asier, Morocho y Miguel.

3 YAGÜE

Miguel, Movellán, David (Cristian, m. 5), Miguel Sánchez (Parra, m. 62), Carmelo, Hugo, Omar (Asier, m. 56), Álvaro, Isra, Murias y Asturiano.

GOLES:
1-0, m. 6, Asier; 1-1, m. 43, Omar; 1-2, m. 53, Isra; 1-3, m. 60, Murias; 2-3, m. 63, Morocho.
ÁRBITRO:
David Moreno, ayudado por López Gil y Pérez Pérez. Amonestó a los locales Asier, Carlos Vázquez, César, Borja y Santolaya; y a los visitantes Asturiano, Hugo, Álvaro, Parra y Cristian. También expulsó a Miguel, del Yagüe, por roja directa en el minuto 3.

Es más, en el lanzamiento a balón parado surgido de esa infracción los alaveses se adelantaron en el marcador por medio de Asier. De ese modo, la Oyonesa se veía con un jugador más sobre el terreno de juego y también con superioridad en el electrónico. Lo tenían todo a su favor para llevarse la victoria, pero ocurrió todo lo contrario.

Y es que los de Iñaki Zuazo desaparecieron del campo tras ese tanto y el Yagüe, tal y como había ocurrido una semana antes, se fue creciendo. Tanto fue así que justo al filo del descanso Omar anotó el gol que restablecía las tablas. Así se llegó al intermedio.

En la segunda mitad la tendencia se mantuvo. Es decir, el Yagüe siguió mostrándose superior a sus oponentes y, una vez más, la figura de Israel Doval fue poco a poco haciéndose más grande. De hecho, el jugador del Varea iba a ser el encargado de dar ventaja a los suyos con un tanto en el minuto 53. Siete más tarde, Iván Murias hacía el 1-3 con el que los amarillos acariciaban una nueva victoria.

De poco les sirvió a los locales que Morocho recortara diferencias en el minuto 63 y que sus rivales jugaran los últimos minutos del enfrentamiento con nueve futbolistas por la lesión de Carmelo. El Yagüe ganó y demostró, de nuevo, que ante las adversidades se crece.

Fotos

Vídeos