TERCERA DIVISIÓN

El Yagüe se hace fuerte en casa

Diego e Isra celebran uno de los goles que el Yagüe le marcó al Agoncillo en El Salvador. :: s. tercero/
Diego e Isra celebran uno de los goles que el Yagüe le marcó al Agoncillo en El Salvador. :: s. tercero

Los de Eduardo Gajate han ganado sus últimos cinco partidos en El Salvador, donde han sumado 28 de sus 34 puntos

I. G. LOGROÑO.

El Salvador se ha convertido en un gran aliado del Yagüe durante esta temporada. El conjunto de Eduardo Gajate está cimentando su excelente curso en su retorno a Tercera División en sus números como local, ya que en su feudo ha sumado 28 de los 34 puntos que adornan ahora su casillero. Un bagaje que les sirve a los logroñeses para ser undécimos, con una notable renta de 16 puntos sobre las posiciones de descenso.

En su campo, los amarillos sólo han perdido tres encuentros, frente al Calahorra, al Berceo y al Haro, y han empatado otro, ante el Varea. En el resto, los logroñeses han salido victoriosos y, de hecho, actualmente atraviesan una positiva racha de cinco triunfos consecutivos. En esa dinámica han ganado al Villegas, al Agoncillo, a la Oyonesa, al Alfaro y al Pradejón.

Para Gajate, muchos son los factores que influyen en el rendimiento del equipo en El Salvador. «Por un lado, nuestra afición aprieta mucho y es un punto a nuestro favor», expone. «Por otra parte, hemos sabido adaptarnos al campo y a sus dimensiones porque contamos con futbolistas más técnicos que físicos a los que les viene muy bien jugar en un terreno de juego como éste que nos permite circular el balón y generar muchas ocasiones», añade.

Al contrario que en su feudo, los logroñeses sólo han logrado como visitantes un triunfo y tres empates

Los números del Yagüe como local contrastan con los cosechados fuera de casa. Como visitantes, los de Gajate han sumado seis puntos gracias a una victoria contra la Oyonesa y tres empates, frente al Agoncillo, al Vianés y al Casalarreina. ¿Cuáles son las razones de esa diferencia de rendimiento? Gajate trata de dar una explicación. «Lejos de El Salvador somos un rival más débil y encajamos muchos más goles», cuenta. «No nos encontramos tan cómodos como en casa y nos pesa mucho, por ejemplo, jugar en campos de hierba natural porque no estamos acostumbrados y los esfuerzos son distintos», apostilla. «Aun así, actitud y ganas nunca nos faltan y en eso les doy un diez a mis jugadores», finaliza el técnico de los logroñeses.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos