El Vianés supera al Agoncillo con un solitario gol de Conde en la recta final del encuentro

D. M. A.

VIANA. Un único gol de Conde en la recta final del partido otorgó una importante victoria ayer al Vianés en el enfrentamiento contra el Agoncillo. Los tres puntos, logrados con los navarros jugando casi toda la segunda parte con un hombre menos por la expulsión de su delantero Diego, propicia que el Vianés supere al Agoncillo en la clasificación y se aleje aún más de los puestos de descenso.

1 VIANÉS

0 AGONCILLO

Vianés
David, Vargas, César, Adrián (Echeverria, m. 88), Fidel, Borja, Sanz, Cadarso (Urricelqui, m. 53), Montero, Conde (Reinares, m. 78) y Diego.
Agoncillo
José Mari, Pirri, Navarro, Pesquera, Huerta (Dani, m. 65), Sicilia (Moreno, m. 78), Varea, Luisja, Manu (Gabri, m. 88), López y Edu Martín.
Goles
1-0, m. 74, Conde.
Árbitro
Mimoun Larhlid, con Carlos Álvarez y José Manuel Gallardo como asistentes, amonestó a los jugadores locales Fidel, Urricelqui y Reinares, además de expulsar a Diego (m. 49) por doble tarjeta amarilla, y a los visitantes Manu y Varea.
Incidencias
Alrededor de 125 espectadores en las instalaciones deportivas Príncipe de Viana.

Durante la primera parte apenas ocurrió nada destacable y las ocasiones de mayor peligro llegaron a balón parado. Apenas cabe destacar una falta directa del visitante Sicilia en el minuto 36, pero en su lanzamiento el balón golpeó en la barrera y se marchó fuera. Y, por parte de los locales, Diego disputó un mano a mano contra el portero José Mari que salvó este al borde del descanso.

La segunda parte del encuentro comenzó con la expulsión del navarro Diego por doble amonestación. A pesar de jugar con un hombre menos el Vianés no sufrió en exceso y el partido continuó equilibrado, sin demasiadas oportunidades de marcar ni dominio claro de ninguno de los dos equipos. Tal es así que el único tanto del encuentro llegó al final, en el minuto 74, y de carambola. El Vianés sacó de banda y el balón llegó al área pequeña de la portería del Agoncillo, el guardameta José Mari no acertó a despejar, tampoco logró rematar el local Borja, pero el balón llegó a Conde y, este sí, aceptó el regalo y marcó a puerta vacía.

«¡No nos metamos atrás!», reclamó el entrenador del Vianés a sus jugadores, y le hicieron caso. El partido ganó en intensidad, pero el marcador ya no se movió. El tiempo jugó a favor de los navarros, que también supieron perder el tiempo. En un momento, durante el añadido, llegó a haber tres balones sobre el campo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos