Un Vianés intenso en la segunda parte da vuelta el partido ante el Arnedo

MARTÍN SCHMITT

Viana. El Vianés se llevó ayer el triunfo ante un Arnedo que acorraló a los locales en la primera parte pero que perdió intensidad en la segunda y acabó devorado por el equipo navarro. Los de Héctor Ruiz saltaron fríos al campo, inseguros con el balón en los pies, con poca llegada y permitiendo jugar al adversario, que con la movilidad de Montoya puso en aprietos a la zaga local, que reclamó un penalti a Mendaza que el árbitro no otorgó.

2 VIANÉS

1 ARNEDO

Vianés
David, Vargas, Aingeru, Fidel, Miguel, Guillermo, Mendaza, Conde (Ayuso, m. 83), Reinares, Cañas (Javi Sanz, m. 52) y Adrián González (Vega, m. 52).
Arnedo
Dani, Cristian (Marti, m. 69), Bernardo, Manu, Pitu, Artillero, González, Diego, Trincado (Noe, m. 76), Zabala (Omar, m. 37) y Montoya.
Goles
0-1, m. 32, Zabala. 1-1, m. 64, Mendaza. 2-1, m. 70, Javi Sanz.
Árbitro
Moreno. Amonestó a los locales Guillermo, Mendaza y Miguel, y a los visitantes González, Omar y Marti.
Incidencias
Unos 200 espectadores en el Príncipe Viana.

No ocurrió lo mismo en el área del Vianés, cuando Montoya cayó tocado por un defensa. Zabala, en el 32, abrió la cuenta con un tiro bajo ajustado al palo derecho de David.

El gol en contra despertó a los rojillos, que dieron un paso hacia adelante, la salida del balón siempre pasó por los pies de Guillermo y el Vianés empezó a encontrar más profundidad. Cañas, primero, y Mendaza después, con un potente tiro desde 25 metros que la escuadra escupió para afuera, a poco estuvieron de empatar.

En la segunda parte, el Vianés redobló su intensidad y se metió en territorio del Arnedo, que cedió posesión y metros al cuadro de Héctor Ruiz, que poco a poco generaba mayor peligro en las inmediaciones del área de Dani.

Y tanto va el cántaro a la fuente, que acabó rompiéndose en el 64, gracias a Mendaza, que aprovechó un balón que quedó botando en el área del Arnedo para fusilar sin contemplaciones a Dani, que no pudo hacer nada. El gol levantó el ánimo local, que se volcó en busca del segundo. Un tanto que encontró seis minutos más tarde gracias a una internada por la derecha de Vargas, cuyo centro aprovechó Javi Sanz para empujar dentro.

A partir de ese gol, el Vianés se relajó y el Arnedo, en el descuento, pudo empatar pero David le sacó el disparo a Pitu.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos