El Varea cumple sin brillantez

Julián, guardameta del Villegas, ataja el esférico. :: / Sonia Tercero

Los arlequinados vencieron a un buen Villegas mermado por las lesiones

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

El Varea cumplió con la lógica impuesta por la clasificación. Venció a un Villegas que pelea por huir de las posiciones de descenso, pero lo hizo sin brillantez gracias a un gol en el primer tiempo y a un tanto en propia puerta en el añadido.

2 VAREA

Óscar, Gonza, Pini (Morón, m. 88), Pardo, Laencina, Madalin, Esaúl, Chimbo (Rubén Pérez, m. 76), Manu Ballestero, Efrén y Manu Calvo (Ache, m. 60).

0 VILLEGAS

Julián, Vitín, Javi Guerrero, Alexandru, Urraca, Francis, Allan (Ojeda, m. 37), Urquía, Boriko (Andrés, m. 89), Ousmane y Rosas (Neil, m. 76).

Goles
1-0, m. 26, Manu Ballestero; 2-0, m. 90+, Javi Guerrero, en propia puerta.
Árbitro
Andrés Martínez, ayudado por Alfonso y Oyón. Por parte del Varea fueron amonestados Gonza, Madalin, Chimbo y Efrén. Por parte del Villegas vieron amarilla Javi Guerrero, Vitín, Boriko y Urquía.
Incidencias
Unos 150 espectadores en el Municipal de Varea

Al Villegas, como viene siendo habitual en sus últimas citas, las lesiones le lastraron. En este caso, incluso, antes de empezar. Aitor, que iba a ser titular, y Darío, su sustituto, se lesionaron y finalmente Óscar Sáenz tuvo que improvisar un once con Vitín como lateral derecho, Javi Guerrero como central y Ousmane de extremo. Además, antes de alcanzarse el descanso Allan tuvo que dejar su sitio en el campo a Ojeda, también por problemas físicos.

A pesar de esa larga lista de contratiempos, el Villegas mostró un buen nivel defensivo, aunque con balón apenas creó apuros a sus oponentes. Los de Blas Terroba, mientras, dominaron pero le imprimieron un ritmo muy bajo a su juego, facilitando así la labor de sus rivales en la retaguardia. El Varea se mostró muy previsible, sin apenas desborde y con muy pocas ocasiones, pero con la pegada suficiente para terminar llevándose la victoria.

En el primer tiempo, los locales tuvieron dos ocasiones claras y una acabó en gol. En la primera Madalin disparó demasiado cruzado y en la segunda Manu Ballestero aprovechó un error en la salida de balón de los de Sáenz para entrar en el área y conectar un gran tiro, imparable para Julián.

Se podía pensar que ese tanto podía romper la monotonía y que el duelo se iba a inclinar desde ese momento a favor de los locales, pero la película apenas varió. Es cierto que Laencina y Efrén, en dos ocasiones, pudieron sentenciar, pero también lo es que el Villegas, liderado por un inconmensurable Francis en el centro del campo, consiguió el objetivo de llegar al tramo final vivo. En esos minutos decisivos, Terroba apostó por jugar con dos puntas en busca de balones colgados y en uno de ellos, los locales aprovecharon que Alexandru estaba como delantero centro en busca del gol para sentenciar. Era el tiempo añadido. Ache cabeceó y Javi Guerrero, sin querer, se introdujo el balón en su portería.

Fotos

Vídeos