El Tedeón alimenta la esperanza ante el River

Marín, que marcó el segundo gol, se zafa de Miranda. :: /Ernesto Pascual
Marín, que marcó el segundo gol, se zafa de Miranda. :: / Ernesto Pascual

El conjunto navarretano gana en Rincón, sale del descenso y su directiva destituye a Alberto Rubio, el entrenador

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUALRincón de Soto

Después de nueve derrotas consecutivas, el Tedeón logró ayer en el campo de San Miguel su primera victoria como visitante, la tercera de la temporada. Tres puntos que alimentan en este inicio del año su esperanza por pelear por la permanencia y que desconciertan a un River Ebro que, con cuatro derrotas seguidas, no sabe lo que es puntuar desde su victoria ante el Yagüe el 26 de noviembre. Sin embargo, la victoria y el adiós a los puestos de descenso vino acompañada de la destitución de Alberto Rubio como técnico navarretano.

1 RIVER EBRO

Marín, Fran (Nuin, min. 80), Miguel, Juanma (Varea, min. 24), Alberto, Zamora, Dani, Ricardo, Edu (Mauleón, min. 65), Miranda e Iñaki.

2 TEDEÓN

Muro, Millán, Alcaraz, Tremps, Benito, Blanco, Álvarez (Jonatan, min. 48), Pastor, Lorenzo (Díez, min. 90+), Marín e Ibáñez (Viteri, min. 87)

Goles
0-1, min. 34. Millán; 1-1, min. 51. Zamora; 1-2, min. 67. Marín
Árbitro
Sánchez. Por el River, expulsó a Alberto (59 y 68). Sancionó a Juanma, Edu, Millán, Tremps, Marín, Alcaraz y Pastor

Los primeros fueron minutos de alternancias de llegadas, pero sin exceso de peligro en las áreas. Y ya se veía que el River no conseguía meterse en el partido. La lesión en el minuto 20 de Juanma, su referente defensivo, en una mala caída de espaldas, desconcertó aún más a los rinconeros. En el 24, Marín lanzaba una falta al palo abierto, y la estirada de Álvaro evitaba el gol. En el 28, Lorenzo cabeceaba un saque de esquina, y el rechace lo boleaba Marín, repeliéndolo el larguero. Hasta que en el 34, una apertura de Ibáñez por la derecha conectó con Millán, que elevó con sutileza sobre el portero local para marcar el primero.

La reacción rinconera vino con dos disparos de Miguel y uno de Zamora que repelió Muro. Esos últimos minutos de la primera se avivaron con más ímpetu en la segunda parte. Eso le llevó a jugar en campo visitante. Y en el 51, un rechace de córner lo empalmó Zamora en un disparo que pegó en el poste y lo sacó Muro con la mano, decretando el línea que había sido con el balón ya dentro.

El River siguió buscando terminar la remontada, con un zurdazo de Zamora que Muro sacó de la escuadra. Pero esa intensidad dejó un pase largo a la carrera de Lorenzo, que derribó Alberto, viendo la roja. Marín marcó el penalti. Aun con uno menos, el Ríver buscó el empate, aunque con exceso de precipitación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos