TERCERA DIVISIÓN

«Quiero seguir disfrutando del fútbol»

Carmelo, presionado por Íñigo. /Sergio Martínez
Carmelo, presionado por Íñigo. / Sergio Martínez

A sus 42 años, Carmelo afronta una nueva etapa en el grupo riojano defendiendo la camiseta del Yagüe

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

Disfrutar. Ésa y no otra es la meta que se ha propuesto Carmelo Romero en su nueva etapa dentro del grupo riojano de Tercera División. A sus 42 años ha fichado por el Yagüe, equipo con el que ya debutó el pasado domingo en el enfrentamiento ante el Calahorra.

El fútbol y Carmelo forman una dupla casi inseparable. De hecho, preguntado por cuándo comenzó a dar patadas a un balón, el jugador del conjunto amarillo se muestra conciso. «He jugado al fútbol toda la vida», asegura. «Y el 'gusanillo' sigue presente», apostilla.

No en vano, la pasada iba a ser la última temporada del futbolista en activo, pero una lesión no le permitió contar con los minutos que hubiese deseado en la Oyonesa. «Y mi intención siempre ha sido retirarme con buen sabor de boca», afirma. Como esa campaña no había resultado demasiado positiva Carmelo no lo dudó. «Llamé a Gonzalo (presidente del Yagüe) y le pregunté si me podía acercar un día a entrenar con el equipo», cuenta. «Me dijo que sí, fui un jueves y al día siguiente ya me propusieron hacerme ficha», añade. «Acepté porque físicamente me encuentro bastante bien», remata.

«Físicamente estoy bien y, cuando decida retirarme, quiero hacerlo con buen sabor de boca» carmelo romero

De esta manera, Carmelo suma la del Yagüe a la amplia lista de camisetas que ha defendido, entre las que se encuentran las del Calahorra, el Anguiano o el Recreación, entre otras. Precisamente en ese último equipo el futbolista probó la posición en la que parece que se desenvolverá en el campo durante el presente curso: central. «Rubén Galilea me puso ahí en un 'play off'», recuerda. «Después he jugado tirado a una banda, de mediocentro y en posiciones más adelantadas, pero este año todo hace indicar que me va a tocar ser central y yo estoy encantado», apuntilla.

El ahora defensa no pudo, para su desgracia, comenzar su andadura con el conjunto del barrio logroñés con un buen resultado, aunque sacó sensaciones positivas. «Perdimos ante el Calahorra, un equipo que está diseñado para subir a Segunda B, pero creo que dimos la cara», opina. «Además, a nosotros todavía nos falta conocernos un poco más entre todos y pienso que a partir de ahí podremos seguir mejorando», añade. De hecho, Carmelo se muestra convencido de que el Yagüe cuenta con mimbres para lograr la permanencia al final de la temporada. «Lo cierto es que me he encontrado con un grupo de jugadores muy majo y con gente muy válida para la categoría», se congratula el central, que intenta servir de referencia para los más jóvenes del equipo. «Yo siempre trato de motivarles para que lo hagan lo mejor posible», cuenta.

Lograr la salvación con los amarillos es, aparte de disfrutar, el reto que se ha marcado Carmelo para este año. «Y cuando se acabe la temporada ya se verá cómo me encuentro y si decido seguir o dejarlo», finaliza.

Fotos

Vídeos