Patinazo del líder en Anguiano

El autor del gol local, Jorge Arnáez, trata de rematar un centro similar al que más tarde supuso el empate. :: F. D./
El autor del gol local, Jorge Arnáez, trata de rematar un centro similar al que más tarde supuso el empate. :: F. D.

El Calahorra no supo adaptarse a las características del campo serrano y falló un penalti que pudo suponer el 1-2

F. DOMÍNGUEZ

Anguiano. El Calahorra, líder invicto de la categoría, se dejó ayer dos puntos en el campo serrano de Isla, cuando tras dominar el cuero durante la segunda mitad, vio cómo Jorge Arnáez igualaba el tanto que había conseguido Íñigo Rodríguez a los pocos minutos del inicio del segundo tiempo, y lo que es peor para los rojillos, su goleador Rodrigo marró -o acertó el meta Marius- un penalti en el último minuto del partido, lo que hubiera supuesto un triunfo más para los pupilos de Sola.

1

1

Anguiano
Marius, Javi Pavía, Félix, Herreros (Chuchi, m. 46), Miguel, Mateo, Íñigo, Fede, Moha, Jorge Arnáez y Edu.
Calahorra
Gonzalo, Eder, Cristian, Parla, Javi Duro, Almagro, Barace, Adrien Goñi (Íñigo Rodríguez, m. 18), Rodrigo, Óscar Martín (Yasín, m. 89) y Alain (Binke, m. 81).
Goles
0-1, m. 51. Íñigo Rodríguez. 1-1-, m. 88. Jorge Arnáez.
Árbitro
Guillermo Rodríguez, con Guillén y Rodríguez. Amonestó a los locales Mateo, Miguel, Edu y al delegado, y a los visitantes Almagro y Binke.

Tal vez no se supo adaptar a las dimensiones del campo de Anguiano el once riojabajeño o como mínimo se equivocó en tratar de jugar con demasiados balones en largo, ya que el entramado defensivo local, empleándose como en él es habitual y luchando hasta la extenuación, evitaba que esos pases supusieran demasiado peligro para su meta.

En la primera mitad, ninguno de los dos equipos llegaba a dominar en el juego, salvo en episodios de corto alcance. Lo que si lograban los azules era poner en apuros la meta visitante Gonzalo en un par de ocasiones, ambas de Edu, que chutaba con mucha intención y desde dentro del área, para que el portero se luciese evitando el gol. Las llegadas al área rival por parte de los rojillos eran también esporádicas y con menos peligro que las dos reseñadas.

En los últimos instantes del partido, la defensa local rechazó tres disparos a puerta seguidos

Tras el descanso los pupilos de Sola, que habían perdido a Adrien Goñi al cuarto de hora de partido, salían algo más adelantados y dispuestos a llevarse los tres puntos. Así, a los seis minutos de reanudarse el encuentro, el sustituto de Goñi, Íñigo Rodríguez, remataba en el segundo palo, solo, un buen centro de Alain Barrón.

Los visitantes seguían dominando, aunque pecando de un juego un tanto especulativo y con exceso de balones largos. Aún así, Alain Barrón tuvo en su cabeza el segundo tanto, pero Marius, en una gran intervención, lo evitó. Faltando dos minutos para los 90, Miguel consiguió centrar un buen balón que Jorge Arnáez, de cabeza y adelantándose a la defensa, enviaba a la red.

Reaccionaron los rojillos y en el 90, Binke fue derribado dentro del área. El penalti lo tiró el goleador del equipo, Rodrigo, y Marius lo despejó corto, pero la defensa muy atenta alejó el cuero. Acto seguido, un despeje un tanto defectuoso de Marius, propició tres remates seguidos dentro del área por parte calagurritana, que fueron rechazados por la defensa, que estaba acorazando su portería.

Al final, decepción en las filas rojillas y un baño de autoestima en las azules, que tras la tremenda goleada en la primera vuelta en La Planilla, en su campo consiguieron que los de Calahorra no lograsen nada más que un 'insignificante' empate, lo que hace que su perseguidor en pos del título, la SD Logroñés, se coloque a solo dos puntos, lo que augura unas próximas jornadas plenas de emoción en la cabeza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos