Fútbol

El Náxara no podrá ser segundo

Momento en el que el central blanquirrojo Nano traba al blanquiazul Sergio Tamayo, al borde del área, en la falta que supondría el empate a un gol al filo del descanso. :: F. D./
Momento en el que el central blanquirrojo Nano traba al blanquiazul Sergio Tamayo, al borde del área, en la falta que supondría el empate a un gol al filo del descanso. :: F. D.

La SD Logroñés mantiene el pulso por el liderato con el Calahorra mientras que los najerinos deberán pelear con el Haro por conservar la tercera plaza en la tabla

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZNájera

No era fácil, pero matemáticamente estaba al alcance. Tras la derrota ayer en La Salera frente a quien podía ser la víctima propiciatoria del ascenso a la segunda plaza de la clasificación, la Sociedad Deportiva Logroñés, los blanquiazules se han despedido de cualquier opción de proclamarse subcampeones y con ello, optar en el 'play off' a un primer enfrentamiento contra un cuarto clasificado. Ahora, lo que le queda es seguir peleando con el Haro para mantener el tercer escalón y para ello se la jugará el próximo fin de semana en El Mazo. Mientras, la SDL mantiene el pulso con el Calahorra.

1 NÁXARA

Heras, Quirino (Rojo, m. 74), Madero, Yécora, Pablo, Emilio, Miguel, Achi (Orodea, m. 69), Javi Martínez, Lozano y Sergio Tamayo (De Val, m. 56).

3 SD LOGROÑÉS

Benji, Diego Jiménez, Ledo, Nano, Liébana, Arpón, Herce, Imanol (Rubén Peña, m. 62), Santolaya, Leo (Adriano, m. 82) y Naceur (Dani Suárez, m. 53).

Goles
0-1, m. 26. Liébana (p.). 1-1, m. 44. Sergio Tamayo. 1-2, m. 48. Imanol. 1-3, m. 68. Rubén Peña.
Árbitro
Rodrigo Sánchez, con Álvarez y Gallardo. Amonestó a los locales Madero y Achi y expulsó por roja directa a Pablo( m. 25), y a los visitantes Ledo, David Ochoa y Santolaya, expulsado por doble amarilla (m. 71)

Comenzó el encuentro con algunas precauciones por ambos bandos, temerosos sin duda de las capacidades del contrario. No obstante, hasta la llegada del penalti que supondría el 0-1, los locales fueron los que manejaron más el balón, merced al gran trabajo de Emilio y Miguel, dominando en cierto modo la situación, aunque, eso sí, sin crear verdaderas ocasiones de peligro. Los de Logroño, por su parte, lo fiaban al contragolpe y tampoco llegaban a la portería de Heras con claridad.

Así era hasta que en el minuto 26, un remate de Leo en un córner, acababa impactando en el brazo del defensa local Pablo, casi en la misma línea de gol. De nada servían las protestas de los blanquiazules, ni por la pena máxima ni por la tarjeta roja que el colegiado mostraba al infractor. Sólo sirvieron para que el capitán Madero se llevase, también, una tarjeta amarilla. El penalti lo ejecutó con acierto Liébana.

Los locales vivieron unos momentos de incertidumbre, mientras que los de Ochoa se hacían con la posesión del balón, aunque sin demasiado convencimiento. Preferían seguir fiando sus posibilidades al contragolpe, y hasta, en cierto modo, parecieron despreciar el hueco que había quedado en el flanco izquierdo de la retaguardia local. Pero, cuando faltaba un minuto para el descanso, Sergio Tamayo era trabado al borde del área por Nano y él mismo se encargaba de ejecutar la falta con precisión a la izquierda de Benji y pegadita al palo. Tras la igualada comenzó el recital de paradones de Heras, impidiendo el desempate por dos veces antes de irse a vestuarios.

Tras la reanudación y con los visitantes yéndose a por el partido, el guardameta blanquiazul evitó que Liébana volviese a marcar, esta vez de falta desde fuera del área y acto seguido, en el córner de su despeje, volvió a realizar otra gran parada al remate de Ledo. Sin embargo, a la tercera fue la vencida y en el siguiente saque de esquina no pudo impedir que Imanol llevase a la red un balón rechazado por la defensa.

Oportunidades para los dos

Minutos más tarde, con los de Diego Martínez tratando de buscar la igualada, su portero volvía a impedir el incremento de la ventaja visitante por dos veces, a remates de Herce e Imanol con marchamo de gol. La réplica llegó en una falta sacada por Javi Martínez, desde casi treinta metros, que obligó a Benji a rechazar el cuero con dificultades. Y un poco más tarde llegó el definitivo 1-3, con un remate de cabeza poco ortodoxo de Rubén Peña, de espaldas a la portería, a centro de Santolaya. Después, con los dos equipos con diez jugadores por doble amarilla de Santolaya, Rojo remató con peligro de cabeza y más adelante, Heras volaba materialmente hasta su escuadra izquierda para impedir el tanto de Adrián de falta. A punto de concluir, Liébana fallaba un remate a puerta vacía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos