Fútbol. 3ª división

El Náxara se cita en Tafalla con su destino

Toda la plantilla del Náxara, unida ante su gran desafío. / Miguel Herreros

Los de Diego Martínez buscan esta tarde (19.00 horas) el ascenso a Segunda División B | Tras el empate a un tanto de la ida, los najerinos están obligados a marcar si quieren aspirar a llegar a la categoría de bronce del balompié nacional

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALOGROÑO

logroño. Llegó el momento. La cita más esperada del año para el Náxara. El día en el que el conjunto riojano se cita con su destino. Con su futuro. El escenario está listo, el campo de San Francisco de Tafalla. La hora está fijada, las siete de la tarde. Y el objetivo está claro, superar la última eliminatoria de ascenso para llegar a Segunda División B. Para hacer historia. Y los de Diego Martínez están dispuestos a conseguirlo.

La temporada ha sido larga y dura. Atrás han quedado 38 intensos partidos de liga y una apretada lucha final para acabar la liga en un trabajado y meritorio segundo puesto después del ejercicio más igualado de la historia en la zona alta del grupo riojano de Tercera División. En el recuerdo de los aficionados blanquiazules, igualmente, se establecerán para siempre el gol de Rojo en la prórroga frente al Mar Menor y la vibrante tanda de penaltis ante el Villarrobledo. No se olvidarán tampoco los desplazamientos masivos a campos como Las Gaunas y La Planilla ni los llenos en La Salera a lo largo del tramo decisivo de una campaña que, ocurra lo que ocurra hoy, quedará sin duda para la memoria del conjunto riojano. Pero falta poner la guinda con el ascenso de categoría.

El día decisivo se vivirá en tierras navarras, pero el Náxara se va a sentir muy acompañado. Las gradas serán diferentes a las de su casa, pero cuando miren a ellas verán a muchísimos seguidores con camisetas blancas y azules. El objetivo era meter a 1.000 riojanos en San Francisco y, según parece, ese reto se va a alcanzar. Los Heras, Sabando, Emilio, Javito, Javi Martínez y compañía no van a estar, ni mucho menos, solos.

Se espera la presencia de más de un millar de aficionados najerinos en tierras navarras

Los najerinos saben que, después del empate a uno cosechado en la ida, están obligados a marcar si quieren lograr el ascenso. El resultado inicial no les vale y, como es lógico, tampoco una derrota. Sin embargo, cualquier igualada a más de un gol y cualquier victoria daría con los huesos de los de Martínez en Segunda División B.

David Ruiz, entrenador de los de Tafalla, tiene a toda la plantilla a su disposición

Muchas alternativas

En cuanto a la alineación que puede presentar el Náxara en San Francisco, las opciones son múltiples y variadas. Su entrenador ha ido estableciendo rotaciones a lo largo de esta fase decisiva de la campaña y todos los futbolistas de la plantilla están respondiendo a un nivel más que aceptable cuando se les ofrecen oportunidades. Así, en el capítulo de bajas, Martínez sólo contará con las de Matute y Yécora. A pesar de que ambos ya se están ejercitando con el resto de sus compañeros, todavía no cuentan con el ritmo competitivo que exige un partido de estas características.

La Peña Sport, por su parte, tiene cierta ventaja por el empate con goles obtenido en La Salera, pero desde tierras navarras son consciente de la dificultad del enfrentamiento, ya que el Náxara le puso las cosas muy difíciles en el encuentro de ida, donde los riojanos estrellaron incluso tres balones contra los palos.

El entrenador de los navarros, David Ruiz, podrá contar con toda su plantilla. De hecho, recupera a Mario Ganuza, que ha sido baja durante los últimos dos meses por culpa de una importante lesión en la clavícula. A pesar de esa larga inactividad es posible que el centrocampista entre en el once del conjunto tafallés, donde actuaría como pivote por delante de la defensa con el objetivo de dotar de equilibrio a los suyos. Diferente es que tenga el ritmo exigible para la cita.

Ambos equipos, por lo tanto, contarán con sus mejores bazas para intentar celebrar el ascenso en el campo de San Francisco, un escenario, además, de grato recuerdo para el fútbol riojano. No en vano, allí se consumó la última llegada de un club de la región a Segunda B. La consiguió la Sociedad Deportiva Logroñés en el ejercicio 2011-12. Un precedente optimista al que intentará dar continuidad del Náxara.

Todos esos ingredientes presenta un partido vibrante y único en la historia de la entidad najerina. Directiva, cuerpo técnico, jugadores, afición y, en definitiva, todo un pueblo empujarán para intentar llevar al equipo a Segunda División B. A partir de las 19.00 horas los riojanos tienen una cita con su destino y quieren ganar la partida.

Fotos

Vídeos