Martín Gómez abonará 600 euros a Álvaro Ruiz-Olalde

L. R. LOGROÑO.

Martín Gómez, jugador del Haro, deberá abonar 600 euros a Álvaro Ruiz-Olalde, futbolista del Berceo. Ésa es la cuantía que se fijó ayer en un acuerdo extrajudicial establecido entre ambas partes en relación a los hechos sucedidos el pasado 4 de febrero por los que el centrocampista del club logroñés denunció al defensa de la entidad jarrera.

Días después del partido que midió a ambos conjuntos en La Isla, Ruiz-Olalde se presentó en una comisaría de Logroño para presentar una denuncia contra Gómez por un supuesto «puñetazo por la espalda» sin que con anterioridad los dos jugadores hubieran tenido ningún encontronazo.

En el texto, el jugador del Berceo también reflejó que, a consecuencia de ese golpe, sangró «abundantemente» en el interior de la boca y se le desencajó la mandíbula. Ruiz-Olalde acudió igualmente a Urgencias, donde se le diagnosticó una «contusión mandibular».

Gómez, por su parte, afirmó que la acción había sido únicamente «un lance del juego» y que no había habido por su parte «ninguna intencionalidad» de hacer daño a su oponente. Aun así, el defensa fue expulsado del choque por el colegiado y cumplió una sanción de siete partidos sin jugar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos