Una jornada para romper rachas

La SD Logroñés no pudo con el Varea el pasado domingo. :: sonia tercero/
La SD Logroñés no pudo con el Varea el pasado domingo. :: sonia tercero

La SDL cedió el domingo sus primeros puntos, mientras que el Calasancio y el Casalarreina se estrenaron

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

La décima jornada suponía un punto de inflexión en una temporada que ya ha completado el primer cuarto de campeonato. Una fecha importante para empezar a realizar valoraciones y que sirvió además para poner fin a varias rachas, una positiva, la de la SD Logroñés, que cedió sus primeros puntos, y dos negativas, las del Calasancio y el Casalarreina, que con un empate y un triunfo consiguieron estrenar su casillero de puntos.

La SD Logroñés vio frenada su tendencia positiva, y es que el equipo de David Ochoa parecía decidido a igualar el récord histórico de Tercera que logró en la temporada pasada, en la que los blanquirrojos sumaron diez victorias de diez posibles en el inicio del campeonato. El Varea suponía la prueba más complicada que se había encontrado hasta el momento el líder, que ya había vencido jornadas antes al Anguiano. Sin embargo, a los arlequinados debían superarles en su feudo y la SDL firmó allí su primer empate, en un duelo que acabó con empate a cero.

Fue el primer partido, además, en el que los blanquirrojos, que llegaban con una media de más de tres goles por jornada, no lograron anotar. Cerca estuvo de alcanzar su propio tope, quedando sólo un escalón por debajo del récord, con las mismas puntuaciones que en anteriores temporada lograron otros equipos con brillantes inicios.

La décima jornada ofreció también las primeras alegrías del curso liguero a los dos equipos que compartían hasta el momento la posición de colista: el Casalarreina y el Calasancio. Ninguno de los dos había conseguido sumar hasta el momento, con nueve derrotas que les lastraban en la clasificación.

El Casalarreina terminó con su mal momento con la mayor recompensa posible, los tres puntos. El cuadro riojalteño sufrió para lograrlo pero finalmente se hizo con la primera victoria del campeonato el domingo ante el Tedeón, un rival directo en la lucha por la permanencia. Por su parte, el Calasancio sólo pudo sumar un punto frente a otro equipo que no vive su mejor situación, el Villegas. Un empate sin goles permitió a los colegiales quitarse una importante losa y tanto ellos como el Casalarreina ven ahora la clasificación de otra manera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos