Javier Moncayo debuta con victoria

Los jugadores del Varea celebran el gol de Rubén Pérez. :: /Antonio Díaz Uriel
Los jugadores del Varea celebran el gol de Rubén Pérez. :: / Antonio Díaz Uriel

Un solitario tanto de Rubén Pérez dio los tres puntos al Varea frente al Calasancio en el estreno del técnico en el banquillo arlequinado

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

Cuando alguien afronta una nueva etapa profesional siempre desea arrancar con buen pie. En el caso del fútbol, los entrenadores sueñan con ganar su primer partido al frente de un equipo y eso fue algo que consiguió ayer Javier Moncayo. El técnico debutó en el banquillo del primer equipo del Varea y los arlequinados se llevaron la victoria en su visita al Calasancio.

No fue un triunfo brillante, pero sí suficiente para que el Varea no se quede descolgado de la carrera por el 'play off' de ascenso a Segunda División B. Dicha victoria llegó con un solitario tanto en una jugada embarullada: Esaúl botó una falta, Joserra repelió el primer remate de Pardo y, tras varios rechaces y una petición de falta al guardameta local, Rubén Pérez sacó a relucir su mayor virtud, el olfato de gol, para marcar.

0 CALASANCIO

Joserra, Castro, Merino, Gonzalo, Pérez, San Juan, Omar, Víctor (Jorge, m. 46), Rodrigo (Garza, m. 46), John y Edu García (Nico, m. 74).

1 VAREA

Jordan, Mikel, Parada, Pardo, Rocha, Alberto Gil, Esaúl (Madalin, m. 79), Chimbo, Manu Ballestero, Vitorica (Ache, m. 65) y Rubén Pérez (Osés, m. 79).

GOL:
0-1, m. 16, Rubén Pérez.
ÁRBITRO:
Lázaro, ayudado por Domínguez y Bandaogo. Amonestó a los locales Merino, Gonzalo, San Juan y Garza, así como a los visitantes Mikel, Esaúl, Rubén Pérez, Vitorica y Ache. También fue expulsado Javier Moncayo, entrenador del Varea.

Pudo el ariete aumentar su cuenta realizadora en otras dos buenas llegadas antes del descanso, pero en una se encontró con una gran intervención de Joserra y en la otra, con el larguero. En ese periodo, mientras, el Calasancio no fue capaz de inquietar a Jordan.

En la segunda parte, por el contrario, los de Escolapios llevaron el partido a su terreno, algo que les permitió acariciar el empate. Atrás se mostraron contundentes e incluso Merino y Garza se jugaron la expulsión; y en ataque pisaron mucho más el área contraria que en los cuarenta y cinco minutos iniciales. Pudieron empatar en tres ocasiones, pero Jordan desvió el tiro de John, Pérez no llegó a conectar con el balón en buena posición para marcar y Jorge, en boca de gol, no acertó. El tanto de Rubén Pérez, por lo tanto, fue decisivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos