El Haro sale vivo de la bronca

El Haro celebra uno de los cuatro goles con el partido ya decidido tras las expulsiones del Yagüe. :: / DONÉZAR

El Yagüe realiza un buen partido, se pone por delante pero acaba con cuatro expulsados tras una agria protesta

Jöel López
JÖEL LÓPEZHaro

haro. Fue un partido corto. 63 minutos de fútbol. Los pocos aficionados que se pasaron ayer por El Mazo vieron a un Yagüe que, desde el inicio, le tomó las medidas a un Haro sin tensión y previsible que vio cómo se le iban cerrando las puertas de la victoria que solo pudo mantener entreabiertas con un gol en propia meta de los visitantes.

4 HARO

Pérez, Ibáñez, Loza, Molinos, Sabando, Josua (Arguiarro), Eneko, Pirri (Joseba), Conde, Montori (Luigi), Sota

1 YAGÜE

Arraiz, Movellán, Borja, Omar, Imaz (Fernández), García (Roberto), Duval, Javier (Romero), Diego, Murias, Vargas

Goles
0-1 m. 32. Duval; 1-1 min. 52 Murias, propia puerta; 2-1 m. 70 Conde, de penalti; 3-1 min. 80 Joseba; 4-1 m. 85 Sota.
Árbitro
Toledano de Prado, asistida por Pérez Martin y Alfonso. Expulsó a los jugadores Borja, Duval, Diego (m. 58) y Murias (m. 70) y al delegado del Yagüe (m. 65). Ademas amonestó a Romero, Fernández y Jair, por los visitantes, y a Ibáñez y Josua, del Haro.

A partir del minuto 63 lo que se vio en El Mazo fue otra cosa. El fútbol dejó paso a la bronca, un rosario de expulsiones y malos gestos y a un encuentro roto que languideció como un boxeador noqueado hasta el pitido final.

Fue una pena porque el compromiso, aunque torcido para el Haro, comenzó bonito para el espectador. Los locales tomaron la iniciativa al principio con un par de ocasiones pero, superado el susto, el Yagüe perdió el miedo y construyó su juego a partir de una buena defensa y la idea del contraataque clara en la cabeza.

Con esta victoria el Haro, siempre que el Náxara venza hoy al Varea, certifica su pase al playoff

El Haro dejó de tener claridad y, aunque lo intentaba, sus intenciones eran blandas y previsibles ante un Yagüe crecido por momentos.

A la media hora de encuentro, tras un latigazo previo, el Yagüe fabricó una bonita jugada de contraataque que culminó con velocidad y belleza Israel Duval. Fue el puñal y el pulmón de su equipo mientras se mantuvo en el campo. Antes del descanso el Haro intentó sacudirse el letargo y Pirri mandó un cabezazo limpio al larguero.

En la segunda parte, con el partido donde el Yagüe exactamente quería tenerlo, el Haro no encontraba huecos hasta que los encontró. En una jugada por la banda izquierda Conde la pincha y el rival Murias la mete en su portería. Un gol que escoció a los visitantes y que permitió a los locales aflojarse la corbata.

Y apenas diez minutos después, la debacle definitiva del partido. Una falta en el centro del campo a Borja desató una tormenta perfecta. El defensa visitante se revolvió, muy airado, hacia su contrincante con lo que abrió la veda al resto de compañeros para encararse y empujar.

Un pobre espectáculo que se extendió como un mal virus, al banquillo visitante e incluso a la grada. La árbitro del encuentro, que actuó con serenidad y decisión, saldó el sonrojo con tres jugadores expulsados, el delegado de campo visitante también amonestado y, minutos después una nueva expulsión por otra protesta reiterada.

En la calma, no quedó partido vivo y el Haro se puso por delante tras marcar un penalti Conde. Los blanquinegros se iban acercando, como sin querer, a la portería rival y metieron dos goles más. La poca inspiración local y el buen portero visitante dejaron el marcador como quedó.

El Haro sale vivo de la tormenta y consigue tres puntos que le hacen esperar la victoria del Náxara ante el Varea hoy para sellar matemáticamente el pase al playoff.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos