TERCERA DIVISIÓN

Otra gran temporada sin premio

Otra gran temporada sin premio

El Náxara, que comenzó el curso lastrado, ha vuelto a dar la cara en el 'play off' | Los blanquiazules se han ganado un merecido descanso después de una nueva campaña larga y muy exigente

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZNájera

Como dijo el entrenador del Náxara, Diego Martínez, tras el partido de Langreo, «ahora toca levantarse y volver a competir». Ese viene siendo el sino del equipo blanquiazul en las dos últimas temporadas, campañas que de manera global deben calificarse como sobresalientes, máxime teniendo en cuenta que se trata de un club que no maneja grandes presupuestos.

Por si fuera poco, la temporada la comenzaron con un fuerte lastre, reconocido por los jugadores, que sin dudarlo admiten que no tuvieron tiempo de recuperarse ni física ni mentalmente de la dilatada trayectoria competitiva de la temporada anterior. Tener que estar jugando hasta finales de junio y, además, con un último mes de unos enfrentamientos de tanta exigencia, además de no permitirles ni un mes de descanso, les llevó a reanudar los entrenamientos con las pilas sin recargar.

Bien es cierto que el núcleo duro de la plantilla no varió mucho, aunque las bajas de Javito y Arturo se dejaron notar, sobre todo, en los primeros compases de la competición. Luego, conforme iban pasando las jornadas, el espíritu de equipo, ese sello de calidad que distingue a los najerinos, volvió por sus fueros y los blanquiazules, aunque más tarde de lo que hubieran deseado, volvieron a ser los de siempre.

Solamente llevaban veinte días de entrenamientos cuando se las vieron en La Salera contra la Sociedad Deportiva Logroñés en la Copa Federación. El partido concluyó con empate a un gol y los penaltis clasificaron a los blanquirrojos.

La Liga la comenzaron con un triunfo a domicilio frente a un Villegas que acabó yéndose a Regional, y siguieron con un contundente 5-0 ante el Vianés en La Salera. Hasta ahí todo normal. En la tercera jornada llegó a Nájera el Calahorra, el principal favorito para acabar arriba de la tabla, sobre todo porque al potencial demostrado el año anterior, habían sumado notables refuerzos. Los rojillos dieron un repaso a los blanquiazules, a los que endosaron un 0-3, demostrando su superioridad.

El resto de la temporada fue un ir creciendo poco a poco, con algunas decepciones en cuanto a juego y lagunas defensivas que había que solucionar. En este sentido, ya muy cerca del final de la liga, la visita del Anguiano a La Salera debió poner de los nervios a Diego Martínez. De un 3-0 se pasó en pocos minutos a un 3-2 que hizo temblar a la afición. Todavía no estaba clara la clasificación para el 'play off' y había que apretar. Al final el partido concluyó con un 4-2. Después, con la clasificación para la fase de ascenso en la mano, llegaron los tropiezos frente al Varea, y la SD Logroñés.

Luego, luchando por lograr el ascenso, se derrotó con solvencia a un potente Hospitalet, plagado de jugadores con experiencia en categorías superiores, y tras vencer por un corto 2-1 a un no menos fuerte Langreo en Nájera, llegó la desilusión con el partido de vuelta. De cualquier forma, la temporada de los blanquiazules ha vuelto a ser de las de enmarcar, solo faltó el premio.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos