La efectividad del River Ebro se impone en Viana

Los rinconeros celebran su gol en Viana. :: /Jonathan Herreros
Los rinconeros celebran su gol en Viana. :: / Jonathan Herreros

Los rinconeros aprovecharon su buen inicio del segundo acto para vencer a los locales, que estrellaron dos balones en el larguero

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

El River Ebro supo sufrir cuando fue inferior y se llevó la victoria cuando mostró su mejor cara. Esas fueron las claves para que los rinconeros triunfaran ayer ante un Vianés que no logró aprovechar ninguna de sus abundantes llegadas.

0 VIANÉS

Cristian, Vargas, César Chasco, Soldevilla, Santi, Pablo Vega (Cañas, m. 65), Guillermo, Fidel (Mendaza, m. 65), Javi Sanz, Dani Reinares (Diego, m. 65) y Conde.

1 RIVER EBRO

Niño, Julián, Juanma, Alberto, Miguel, Abel León, Ricardo, Rubén (Zamora, m. 66), Dani Garrido, Miranda (Nuin, m. 78) e Iñaki (Eduardo Domínguez, m. 75).

Gol:
0-1, m. 57, Miranda.
Árbitro:
Herrero, ayudado por Alcaraz y Zamora. Amonestó a los locales Vargas, Santi, César Chasco y Fidel, así como al visitante Abel León. También expulsó a Héctor Ruiz, entrenador del Vianés.

En el primer tiempo, los navarros gozaron de las mejores oportunidades y pudieron irse al vestuario con ventaja. Sin embargo, Vega y Javi Sanz mandaron sendos disparos al larguero y en su último acercamiento antes del descanso el colegiado pitó el final cuando los locales habían recogido el esférico en el área tras un rechace de Niño en una falta.

Tras el intermedio, David Pérez avisó a sus pupilos de la importancia del tramo inicial del segundo acto. Y no le faltó razón. Los rinconeros aumentaron su intensidad, vivieron durante muchos minutos en campo contrario y no desaprovecharon su mejor ocasión para marcar. Dani Miranda recogió un pase en profundidad de Ricardo, salvó la salida de Cristian y puso por delante a su equipo.

En el tramo final, el Vianés, con César Chasco de delantero, apretó en busca del empate. Los navarros gozaron de muchos acercamientos, sobre todo a balón parado, pero en ninguno vieron puerta y el triunfo se marchó a Rincón de Soto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos