Dispuestos para seguir peleando por el ascenso

La plantilla del Náxara posa  en La Salera, al término de  su último entrenamiento de  la semana. :: F. D./
La plantilla del Náxara posa en La Salera, al término de su último entrenamiento de la semana. :: F. D.

La plantilla viajó ayer al completo a Gijón, aunque habrá dos bajas por sanción para el partido, los delanteros Javi Martínez y Achi El Náxara acude a Langreo con la victoria por la mínima lograda en La Salera y en busca de la tercera ronda

FÉLIX DOMÍNGUEZ

Nájera. La plantilla del Náxara está totalmente determinada a llegar hasta el final. A buen seguro que la determinación también será un ingrediente en la mentalidad de los asturianos del Langreo, pero los najerinos cuentan con la ventaja inicial de que ya ganaron el primer encuentro y llevan una renta «mínima», como remarcaba su entrenador, Diego Martínez, nada más terminar el partido en La Salera, pero ventaja, al fin y al cabo.

Sin embargo los blanquiazules deberán demostrar lo que ya tienen por costumbre, que su principal virtud es jugar como un equipo, como un grupo de buenos amigos, casi una gran familia, y no dejarse llevar por la ansiedad y mucho menos por un exceso de confianza. No es mucho pedir a este equipo que no salga a conservar esa ventaja, porque otra de sus principales características es la de salir siempre a por la victoria.

Esto, que puede parecer una verdad de Perogrullo, es algo a lo que están acostumbrados. Como muestra cabría señalar su último enfrentamiento en La Planilla, con el que más tarde fue campeón del grupo y ahora ya es nuevo Segunda B, el Calahorra. A pesar de que en su enfrentamiento en La Salera, los rojillos pasaron por encima de los blanquiazules, en la vuelta salieron desde el primer momento a ganar, sin importarles que fuera en casa del líder. Al final fue un empate, pero en la ciudad riojabajeña recuerdan al Náxara como el equipo que les puso en mayores apuros.

El Náxara deberá seguir en su línea de juego en equipo, con el apoyo mutuo como baza

De cara al partido de hoy, Diego Martínez no podrá contar con dos de sus puntales en la línea ofensiva, Javi Martínez y Achi, ambos sancionados. Sin embargo, sí podrá contar con Orodea, un hombre que se relaciona muy bien con el gol. Además, su concurso permitirá retrasar un poco a Lozano, para que lleve a cabo las labores que realiza Javi Martínez, incluida su capacidad goleadora. Para sustituir al otro ausente, es muy posible que salga de inicio De Val, como tampoco sería extraño que retrasase un poco a Tamayo para que el ala izquierda más ofensiva la ocupase Rojo.

Por lo demás, salvo los ya citados y Moisés, el resto de la plantilla está disponible, incluyendo a Yécora y Nika, dos baluartes defensivos que bien le vendrán al míster najerino en caso de que, avanzado el encuentro, de alguna manera haya que establecer un valladar defensivo más conservador, aunque ese no sea, precisamente, uno de los conceptos futbolísticos que más se estilen en las filas del club najerino.

Sobre el once titular nada se sabe, como es costumbre en estos casos, aunque también es sabido que si a lo largo de la temporada, Diego Martínez ha venido realizando rotaciones en muchos de los puestos, cuando llega la hora del 'play off', es más partidario de no mover nada si todo está funcionando bien, como es el caso. Así fue el pasado año en las tres eliminatorias que disputaron los blanquiazules y no hay duda alguna de que la fórmula funcionó bien.

De los rivales, las últimas noticias que llegan son que su entrenador, Hernán Pérez, lo fía a que su afición se persone en Ganzábal en masa y apriete al máximo. De momento, desde Nájera llegarán cerca de 500 hinchas, demostrando que no dejan solo a su equipo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos