CALAHORRA

Diez jugadores del Calahorra ya saben lo que es ascender

S.M.

logroño. La experiencia es uno de los factores que entra en juego en los momentos más importantes del año, como es en el 'play off', y el Calahorra tiene esta baza a favor en comparación con el Atlético Levante. El conjunto rojillo necesita remontar el 1-2 del partido de ida y muchos de sus jugadores ya saben lo que es estar en estas situaciones.

En la plantilla del Calahorra hay diez futbolistas que han ascendido de Tercera a Segunda B a lo largo de su carrera. El reciente, Chus Fernández con el Sporting B el pasado año; el más lejano, el que consiguió Óskar Martín con el Villarreal B en la temporada 2006/07. Tres ascendieron en el año 2012 con la Peña Sport: Rodrigo, Barace -que logró otro tres temporadas después- y Eder. Lo hicieron en tercera ronda, y es que casualmente cayeron en la eliminatoria de campeones con la SD Logroñés, con la que subió Gonzalo.

La conexión navarra del Calahorra se deja ver en el curso 2015/16 en el ascenso de la Multilvera, en la que jugaba Yasin, y un año antes en el que logró Almagro con el Izarra. También en la temporada 2014/15 subió Sergio Parla con el Rayo Vallecano B a la categoría de bronce, mientras que Alain Barrón lo consiguió con el Sestao en el 2011.

La experiencia rojilla no se queda ahí, ya que otros futbolistas cuentan con una amplia experiencia en superiores categorías, comenzando con Sito Castro y Adrien Goñi, que han llegado a jugar en Segunda, e Iñigo Rodríguez, Javi Duro y Álvaro Peral, que han pasado por varios equipos en Segunda B. Todos suman de cara al duelo del domingo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos