Fútbol. 3ª división

Un clamoroso penalti que olvidar

Nico y Satrústegui caen al césped del Nuevo Vivero en la jugada en la que no se señaló penalti. / JERO MORALES

«Es muy claro, pero no debemos pensar más en ello», comenta Álex Satrústegui, el protagonista

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLOGROÑO

La cara de Álex Satrústegui lo decía todo. El delantero rojillo encaraba en el minuto 20 la portería rival después de una carambola que le permitía jugarse el gol ante Nico. Sin embargo, el meta del Badajoz, superado por el recorte, le derribaba en el área de forma clamorosa para impedirle finalizar. Lo más sorprendente llegó entonces, cuando el colegiado señaló saque de puerta en vez de uno de los penaltis más claros que se hayan podido ver este año en el 'play off'. Satrústegui se echaba las manos a la cabeza, incrédulo ante lo que estaba ocurriendo, aunque el protagonista de esta acción prefiere pasar página y pensar en el partido de este domingo.

«Es un penalti muy claro y se ve en las imágenes. Desvié el balón hacia la derecha con intención de regatear al portero, pero él se desentendió completamente del cuero y me derribó. Al levantarme mi cara es de sorpresa porque no me puedo creer que no lo pite. Sin embargo, es algo que está pasado y no debemos pensar más en ello ni darle demasiadas vueltas», explica Satrústegui, protagonista de la jugada.

«El de vuelta será un partido muy diferente y con otros condicionantes» ÁLEX SATRÚSTEGUI

Ese penalti no pitado pudo condicionar el encuentro y en definitiva la eliminatoria, tal y como denunciaba Eduardo Arévalo a la finalización del partido en el Nuevo Vivero. Detalles importantes en partidos tan igualados. Precisamente, en la ronda anterior, el Calahorra también sufrió un penalti sin señalar en Laredo, en esa ocasión sobre Mario León, también en los primeros compases del partido.

Los primeros noventa minutos de la eliminatoria dejaron el ascenso en el aire y por decidir en La Planilla, tal y como buscaba el Calahorra, que sufrió en Badajoz para mantener el cero a cero inicial. «La primera parte fue muy igualada pero en la segunda quizá nos afectó el calor y la presión de la gente y nos echamos atrás. El equipo compitió muy bien, estuvo muy serio defensivamente y trajo un buen resultado», comenta Satrústegui, que habla además de que iban «concienciados con el calor, pero finalmente se nos hizo duro».

Finalmente el Calahorra resistió el asedio, mostrando una solvente imagen en el aspecto defensivo. Ahora, superada esa primera dificultad es el momento de trabajar en el encuentro del domingo, que Satrústegui espera de otra manera: «Será un partido muy diferente y con otros condicionantes. En nuestra casa será nuestra gente la que empuje y hemos demostrado durante toda la liga y el 'play off' que en casa somos muy fuertes».

La referencia más cercana y que los calagurritanos esperan repetir es la del partido de vuelta ante el Laredo, en el que el conjunto rojillo anotó dos goles en 25 minutos, imprimiendo un ritmo alto y acosando a su rival. «Creo que será un encuentro de ese estilo, en el que saldremos muy enchufados, algo a lo que contribuye nuestra afición, presionando desde el primer minuto y con presencia en ataque, generando ocasiones», apunta el delantero. En ese partido, Satrústegui abrió el marcador y volverá a ser la referencia calagurritana este domingo: «Un delantero hace muchas otras cosas como presionar o caer a bandas, pero el gol es lo que marca».

El delantero rojillo, que ha terminado la temporada en un gran momento de forma, valora además cómo ha llegado el equipo a esta final, después de la expectación y la decepción de Zaragoza, y asegura que demostró ante el Laredo «de lo que es capaz y cambió la dinámica». El Calahorra vive un momento dulce y busca explotarlo para ser mejor que el Badajoz en la vuelta y dar el paso definitivo hacia el ascenso.

Fotos

Vídeos