Choque de realidad en Navarrete

El delantero rojillo Binke lo intentó en varias ocasiones pero no consiguió el gol. :: sergio martínez/
El delantero rojillo Binke lo intentó en varias ocasiones pero no consiguió el gol. :: sergio martínez

Un previsible Calahorra no pasa del empate ante el Tedeón, que encontró el premio en un golazo de Jorge Marín

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

navarrete. El día a día de la Tercera riojana es más duro de lo que en muchas ocasiones se intuye. Hace unos días, el Calahorra dominaba y competía en la Copa ante un gran equipo como el Fuenlabrada, y ayer el Tedeón le devolvió a la realidad de la liga de una forma contundente. Los navarretanos fueron fuertes y constantes para frenar en seco al favorito de la Tercera riojana, un Calahorra que no puede permitirse demasiados tropiezos. Sólo hace falta recordar lo caro que se vendió el año pasado el campeonato.

1 TEDEÓN

1 CALAHORRA

Tedeón:
Sergio Muro, Millán, Javier Sáenz, Tremps, Pulido, Raúl Blanco (Pablo Benito, m. 79), Pastor, Irago (Andrés, m. 65), Andoni, Jorge García (Jairo, m. 74) y Jorge Marín.
Calahorra
Gonzalo, Yasin, Toño, Beltrán, Chacón (Cristian, m. 57), Almagro, Míchel, Mario León (Barace, m. 59), Adrien Goñi, Rodrigo y Binke (Montori, m. 73).
Goles
0-1, m. 52. Rodrigo; 1-1, m. 79. Jorge Marín.
Árbitro
Khalid Glibi, asistido por Adrián Calvo y Roberto Jiménez. Amonestó a Sergio Muro, Raúl Blanco, Juan Pastor, Jorge Marín, Jairo y Andrés del Tedeón y a Adrien Goñi del Calahorra.

El partido fue el típico en el que el grande, en este caso el Calahorra, empieza a atascarse y a no encontrar fluidez ni espacios ante un rival para el que el tiempo y el marcador corren a favor. El equipo rojillo trataba de dominar, pero su rival no sólo no cedía un palmo de terreno sino que incluso se permitía acciones ofensivas puntuales como un disparo centrado de Jorge Marín que atajó Gonzalo. No tenía muchas más ocasiones el Calahorra, enredado y muy previsible en su juego. Las oportunidades llegarían por insistencia y la calidad de sus futbolistas, como un par de remates de Binke que se fueron por encima del larguero, el último tras una buena combinación entre Míchel y Goñi.

No era suficiente y el Calahorra había consumido ya la mitad del tiempo. Situación peligrosa pero ni mucho menos dramática, ya que aún quedaba una segunda mitad en la que el Tedeón debería pagar los esfuerzos de su intensidad. La Tercera riojana ha vivido ya muchos partidos así y el favorito suele solventar tras meditar en el vestuario y subir el ritmo. Y así salió el Calahorra en el segundo tiempo, con un par de ocasiones en remates de Rodrigo y Binke que no vieron portería.

Justo después el partido cambió de panorama y es que en el minuto 52 el equipo riojabajeño conseguía romper la igualada inicial. Beltrán encontró a Adrien Goñi en el área, que cedió de espaldas para que Rodrigo ajustase su disparo para poner el 0-1 en el tanteador. Respiraba el Calahorra al mismo tiempo que el Tedeón veía como todo su trabajo podía caer en saco roto. Pero aún quedaban sorpresas.

El Calahorra cedió el partido en los minutos posteriores a su gol. Fue un equipo sin mordiente, con tímidas llegadas y un dominio superfluo. Parecían confiados con el resultado. Pero el Tedeón seguía vivo y acabó teniendo su oportunidad. Y estuvo muy bien aprovechada.

Las faltas directas son una de las principales armas del Tedeón y el Calahorra concedió una al borde de la frontal en el minuto 79 que Jorge Marín reventó con un zapatazo a la escuadra para empatar. Aún quedaban minutos pero el Calahorra no los aprovechó, aunque rozó el gol en un remate de Adrien Goñi por encima del larguero y un cabezazo también alto de Barace. El Tedeón culminó la machada y se convirtió en el primer equipo que resta puntos al Calahorra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos