El campeón vuelve a la carga

Iñaki Toledo es uno de los jugadores de la pasada temporada que continúa en el Calahorra. :: sergio martínez/
Iñaki Toledo es uno de los jugadores de la pasada temporada que continúa en el Calahorra. :: sergio martínez

Además de los rojillos, hoy regresan a los entrenamientos el Haro, el Arnedo, la Oyonesa, el Tedeón y el Vianés El Calahorra arranca esta tarde su pretemporada

I. GARCÍA LOGROÑO.

Hace poco más de tres semanas el Calahorra veía escapar su anhelado sueño de ascender a Segunda B. El Badajoz fue su verdugo en la última ronda del 'play off', pero ése es un recuerdo pasado. Los rojillos, no en vano, arrancan hoy una nueva etapa, con Miguel Sola al frente.

El conjunto riojabajeño regresa a los entrenamientos y lo hace renovado, con relevo en el banquillo y con una plantilla cambiada a la que han llegado nueve futbolistas. Sin embargo, y pese a esas variaciones, el objetivo sigue siendo el mismo, que no es otro que acabar en el primer puesto del grupo riojano y posteriormente buscar llegar a la categoría de bronce del balompié nacional.

Entre los rivales que los de Sola tendrán en la búsqueda de esa meta puede estar el Haro, un conjunto que también ha cambiado mucho. Julio Aranzubía será el entrenador y los jarreros tendrán que hacer frente a bajas como las de Liébana, Leo, Rojas, Adriano o Arpón, que han puesto rumbo a la SDL. Esas ausencias se han cubierto con los nombres de Carmelo Sota, Sabando, Loza o Alberto Baztán, entre otros, para configurar una plantilla con la que tratar de pelear por los puestos cabeceros.

Se esperan menos cambios en la Oyonesa, donde continúa Iñaki Zuazo en el banquillo. Los alaveses buscarán repetir la notable temporada del curso pasado, en el que caminaron sin problemas por la zona media de la clasificación, cuajando buenos partidos ante oponentes llamados a pelear por cotas elevadas.

En esa parte tranquila de la tabla se instaló también el Vianés. Los navarros, al contrario que los de Oyón, sí que han cambiado de técnico. Héctor Ruiz coge el relevo dejado por Borja Lerma con el reto de volver a completar una buena temporada. Ese mismo objetivo se marca un Tedeón que ha apostado por Alberto Rubio como entrenador. Los de Navarrete buscarán firmar un año sin agobios y alejados de la amenaza del descenso.

Huir de esas últimas posiciones es la meta también para un Arnedo en el que Mikel Ramos sigue llevando las riendas. Los de Sendero han renovado a buena parte del bloque del pasado ejercicio, sumándole algunos refuerzos importantes como el de Omar Chamadoira.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos