El Calasancio gana y acaricia la salvación

Álvaro golpea el balón ante la presión de Carlos. :: /Antonio Díaz Uriel
Álvaro golpea el balón ante la presión de Carlos. :: / Antonio Díaz Uriel

El equipo colegial aprovecha su superioridad en la primera parte para complicar a una Oyonesa que mereció un poco más

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

En un duelo plagado de tensión y con la permanencia en el horizonte de ambos conjuntos, el Calasancio venció a la Oyonesa gracias a un buen primer tiempo en el que supo traducir su superioridad en goles. Con este triunfo, el conjunto colegial acaricia la permanencia al distanciarse a 32 puntos en la clasificación. Por contra, el conjunto alavés, con 27 puntos, se complica la existencia, sólo un punto por encima del Tedeón, en zona de descenso.

2 CALASANCIO

Iván, Castro, Pérez, Gonzalo (Nico, m. 62), Ortega, San Juan, Edu (Chavarri, m. 69), Víctor (Asier, m. 86), Jorge, Álvaro y Popi.

1 OYONESA

Acobi, Iñigo, Pinillos, Carlos (Garrido, m. 83), Iván (Danny, m. 46), Borja, Sergio (Santolaya, m. 67), Endika, Beto, Domínguez y Miguel.

Goles
1-0, m. 25, Jorge. 2-0, m. 44, Edu. 2-1, m. 57, Domínguez, de penalti.
Árbitro
Herrrero. Amonestó a los locales Álvaro, Jorge, Víctor, Gonzalo, Chavarri y Asier, y a los visitantes Acobi, Domínguez, Iñigo, Carlos, Garrido y Pinillos.
Incidencias:
Lleno total en La Estrella, con presencia de mucha gente de la Oyonesa, que durante la semana había vendido entradas anticipadas. Antes del inicio del encuentro se celebró un minuto de silencio por las muertes de José Mari Moreno y Pepe Arroita.

El conjunto amarillo dominó la primera parte y tras dos llegadas peligrosas, Jorge marcó un golazo, aprovechando un rebote en un córner para conectar una semichilena imposible para Acobi.

Con el gol, la Oyonesa de animó un poco más, pero fue el Calasancio el que volvió a asestar un golpe al mentón de su rival. En el 44, Jorge dejó en bandeja el balón para que Edu marcara el 2-0.

En la segunda parte, la Oyonesa se entregó y se volcó a buscar el descuento. Lo encontró desde el punto del penalti a través de las botas de Domínguez. Continuaron los vascos acorralando a un Calasancio que se refugió atrás y salió a la contra, pero no tuvo suerte. Los blanquiazules se encuentran ahora en una delicada situación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos