TERCERA DIVISIÓN

El Calasancio ve la luz

Los jugadores del Calasancio celebran su gol ante el Agoncillo. :: miguel herreros
/
Los jugadores del Calasancio celebran su gol ante el Agoncillo. :: miguel herreros

Los colegiales salen del descenso tras sumar 10 puntos en 4 jornadas

SERGIO MARTÍNEZ

Logroño. El Calasancio alcanzó el pasado domingo un reto que hace solamente un mes parecía imposible: salir de la zona de descenso. El conjunto colegial venció al Casalarreina y escaló un poco más en una clasificación que antes le tenía anclado en la última posición y lejos de su objetivo. Una brillante racha con tres victorias y un empate en las últimas cuatro jornadas les ha devuelto todas las esperanzas.

En la jornada duodécima, después de dos meses y medio de liga, el Calasancio ocupaba la última posición con un solo punto y atisbando la zona de permanencia a nueve. «A los jugadores, especialmente en el primer entrenamiento de la semana, se les veía fastidiados. No sumábamos, perdíamos ante rivales directos... Nuestra labor era trasmitir que el trabajo era bueno, seguir creyendo y pedir paciencia ante los resultados, aunque no es fácil cuando no sumas nada», explica Héctor Cambra, entrenador del Calasancio.

Los colegiales no bajaron los brazos y los resultados acabaron llegando de forma contundente, con victorias ante el Agoncillo, el Tedeón y el Casalarreina y un empate frente a la Oyonesa. «Al final la dinámica de equipo es la misma, pero la diferencia era que los puntos no llegaban y una vez se consiguen se gana en confianza», comenta el técnico de los colegiales, que incide además en la importancia del bloque en los éxitos de las últimas semanas: «El vestuario está muy unido y hay compromiso por parte de todos. Es clave. Somos un equipo con veteranos y jóvenes casi a partes iguales y ensamblar esas piezas quizá costó, pero el grupo está funcionando, todos aportan y cualquiera puede jugar».

«La dinámica del equipo es la misma, pero cuando se consiguen puntos se gana confianza», explica Héctor Cambra, su entrenador

Antes de esta racha el Calasancio ya había tenido buenos partidos, precisamente ante grandes de la categoría como el Varea, el Náxara o el Calahorra, «quizá podíamos haber sacado ahí algo al igual que estuvimos cerca de perder en Oyón», apunta Cambra. Ahora, es momento de refrendar esa recuperación que ya sitúa al Calasancio con doce puntos en puestos de permanencia: «Sabemos que no será sencillo y estaremos luchando hasta el final, pero hemos hecho lo más difícil. Tenemos que seguir unidos para alargar este momento, sabiendo que volverán etapas en las que lo veamos todo negro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos