El Calahorra pasa por encima del River

El capitán rojillo Chacón salta sobre el guardameta rinconero Marín. :: /Diego Marín A.
El capitán rojillo Chacón salta sobre el guardameta rinconero Marín. :: / Diego Marín A.

Tres goles de Íñigo abrieron el marcador de un partido dominado claramente por los rojillos

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Calahorra

Poco (o nada) pudo hacer ayer el River Ebro en La Planilla ante la afectividad del Calahorra salvo aguantar los primeros 20 minutos de juego con cierta igualdad, conteniendo la iniciativa rojilla. Pero todo pareció una cuestión de entrar en calor, de engrasar la maquinaria local. Cuando se logró esto, los locales fueron imparables.

6 CALAHORRA

Gorka, Sito, Eder, Duro, Chacón (León, m. 63), Almagro, Rodrigo (Diabaté, m. 70), Barace, Míchel, Goñi (Toledo, m. 48) e Íñigo.

0 RIVER EBRO

Marín, Arribas (Mauleón, m. 63), Medrano, León, Sáenz, Abel, Aznar (Nuin, m. 59), Garrido, Rivas (Domínguez, m. 50), Miranda y Álvaro.

Goles
1-0, m. 21, Iñigo; 2-0, m. 37, Iñigo; 3-0, m. 47, Iñigo; 4-0, m. 58, Chacón; 5-0, m. 67, Barace; y 6-0, m. 77, Diabaté.
Árbitro
Mimoun Larhlid, con Carlos Álvarez y Cristian Pérez como asistentes, amonestó al jugador local Sito y a los visitantes Medrano, Abel y Sáenz.
Incidencias
Alrededor de 400 espectadores en La Planilla de Calahorra.

Ya en el minuto 12, Míchel, uno de los mejores jugadores del Calahorra en el derbi riojabajeño, protagonizó una primer ocasión de gol. No hubo que esperar demasiado para ver el primer tanto del partido. El propio Míchel centró un córner que remató de cabeza, de forma impecable, el delantero Iñigo: 1-0. Fue el primero del triplete que logró ayer el jugador calagurritano. Y los tres goles fueron de cabeza. El segundo, en el 37, culminando un centro de Chacón desde la banda izquierda.

Durante la primera parte, y prácticamente durante todo el partido, el River Ebro no consiguió realizar un solo disparo a puerta. Es más, la defensa rojilla no necesitó aplicarse demasiado en su tarea porque fueron los centrocampistas quienes impidieron el avance de los rinconeros. Los primeros 45 minutos finalizaron con un remate de chilena de Rodrigo que detuvo el portero visitante Marín sin problemas.

La segunda parte arrancó con el 3-0. Barace remató un balón de medio tijera, lo estrelló en el palo e Iñigo, muy atento, rebañó el rechace tirándose en plancha y marcando, de nuevo, de cabeza. Con el partido ya perdido, el entrenador del River Ebro realizó los tres cambios para intentar cambiar la dinámica, intentar frenar al Calahorra y, quizá, maquillar el resultado, pero no tuvieron ese efecto las sustituciones. Los locales dominaron a placer, casi por completo, la posesión del balón y las oportunidades de marcar llovieron sobre la portería rinconera durante toda la segunda parte.

En el 56, un centro raso de Míchel se paseó por el área pequeña del River Ebro sin encontrar rematador. Dos minutos después el capitán local Chacón llegó a rematar otro balón que consiguió colar en la meta rival para sumar el 4-0, aunque en la jugada se hizo daño en el tobillo y poco después fue sustituido. Míchel, otra vez, estrelló una pelota en el larguero en el 62.

El 5-0 llegó en el minuto 67, cuando el portero Marín, sin duda el que más tocó la pelota ayer de los jugadores del River, repelió otro balón y el rechace lo aprovechó entonces Barace. Diez minutos después, en el 77, Toledo sirvió un balón a Diabaté para que marcara a placer el 6-0. Y aún pudieron ser más los tantos porque en los últimos minutos tanto el propio Diabaté como el omnipresente Míchel disfrutaron cada uno de dos ocasiones claras de peligro que desbarató el portero Marín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos