El Calahorra ocupa La Molineta

El calagurritano Míchel pugna por la posesión del balón. :: díaz uriel/
El calagurritano Míchel pugna por la posesión del balón. :: díaz uriel

Los rojillos exhiben una gran disposición sobre el césped para adelantarse dos veces en el marcador

E. PASCUAL

alfaro. El Calahorra continúa como el líder invicto de la Tercera riojana tras pasar ayer la prueba de La Molineta, uno de los feudos que iban a medir el nivel en el que los rojillos avanzan hacia la recta final de liga y sus aspiraciones en el play off de ascenso. El Alfaro intentó desbancarles de ese trono y, aunque no perdió la cara durante todo el partido, los calagurritanos lo tuvieron controlado en casi todas sus fases.

1 ALFARO

2 CALAHORRA

Alfaro
Casaus, Guti, Igor, Sastre, Héctor, Baba, Pirri (David Royo, min. 75), Carraco, Matute, León (Arturo, min. 64) y Rodríguez
Calahorra
Gonzalo, Yasin, Duro, Azparren, Cristian, Almagro (Barace, min. 60), Rodrigo, Parla, Binke (Martín, min. 73), Goñi y Míchel (Barron, min. 56)
Goles
0-1, min. 11. Rodrigo; 1-1, min. 34. Rodríguez; 1-2, min. 73. Barace
Árbitro
Larhlid. Por el Alfaro amonestó a Héctor, León, Baba, Casaus y Matute y al técnico Óscar Arpón; por el Calahorra, a Almagro, Duro, Goñi y Barrón, además de expulsar al entrenador Miguel Sola.

Con mucho pañuelo y camisola festiva en la grada, con casi tanta hinchada visitante como local, comenzaba el partido con un choque intenso en la medular. Desde el inicio, el Calahorra mostró una de sus identidades, la que le llevaba a presumir que sólo había encajado seis goles: fuerte intensidad defensiva sobre el balón y la línea de pase, cayendo de inmediato dos y hasta tres rojillos sobre el blanquillo que buscara conducir y avanzar.

La primera llegada alfareña era la consecución de un saque de esquina en el minuto 8. La del Calahorra fue más efectiva. Rodrigo se abrió desde la derecha hacia la frontal y, con un gran gesto técnico, lanzó un zurdazo a la escuadra para marcar el primer gol.

La intensidad defensiva por ambos negó espacios y la creación de ocasiones claras

Los rojillos mantuvieron su defensa sobre el balón y en contacto con el rival para evitar que el Alfaro reaccionara. Lo lograron y llegaron sus mejores momentos, como un córner al segundo palo que Duro probó a continuar con un zurdazo alto en el 24; al minuto siguiente, un error en la salida alfareña permitió el avance de Rodrigo, ante el que se echó Guti al suelo para tapar su centro raso; en el 26, Míchel puso cruzado el lanzamiento de una falta desde el borde del área, que pasó rozando el poste.

Sin un dominio ni claro ni abrumador pero sí consistente, el Calahorra ocupaba bien el campo para cerrar el juego del Alfaro y, al robar, salir ordenado en ataque, encontrando siempre un compañero.

Con todo, el Alfaro no se empequeñecía. En el 30, Matute puso con la zurda y con intención una falta. Al minuto siguiente, Jorge Rodríguez probó con un zurdazo que blocó la defensa rival. Y después de que Casaus sacara un centro chut de Míchel y atrapara el rechace que Rodrigo dejó a Goñi para el disparo, el Alfaro marcó. Matute puso un saque de esquina al primer poste, donde llegó contundente Rodríguez para marcar el 1-1. Con él, de los siete goles encajados por el Calahorra, tres son firma alfareña.

Evitar riesgos y negar espacios al juego del rival fueron los argumentos con los que ambos avanzaron hasta el descanso. Y continuaron durante buena parte de la segunda parte, en la que las parcelas ofensivas definitorias estuvieron más cerradas. Eso sí, el Calahorra mantenía las sensaciones de control de los espacios y, por lo tanto, del ritmo del partido. La primera de la segunda parte fue en el minuto 49 de saque de esquina: Míchel lo centró y Binke llegó desde atrás para cabecear alto. En el 61, Goñi puso un centro desde la izquierda que Rodrigo cabeceó picado. Casaus se lució en la parada abajo.

Por la ausencia de espacios, las llegadas escaseaban para ambos, pero en la más clara calagurritana Arturo actuó casi de portero al rechazar sendos disparos de Goñi y Parla. Dos minutos después llegó el gol de la victoria con una brillante triangulación rojilla, que nació de los pies de Rodrigo al habilitar la apertura por la derecha de Yasin, cuyo centro medido lo elevó con el empeine Barace sobre el portero blanquillo.

Sin nada ya que perder, el Alfaro intentó encontrar alguna grieta en la defensa alfareña. Buscó con un centro que sacó Azparren al córner o una entrada al área de Arturo en el añadido. Pero el Calahorra negó esas opciones y se llevó los tres puntos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos