NÁXARA

En busca de la recuperación

Javier Orodea. :: F. D./
Javier Orodea. :: F. D.

El delantero del Náxara, Orodea, espera estar cuanto antes disponible para jugar

F. DOMÍNGUEZ NÁJERA.

Para Javier Orodea, el habitual punta del Náxara y una de las peores pesadillas para los centrales de la Tercera riojana, su lesión en el músculo isquiotibial no ha podido llegar en peor momento. Justo en vísperas del primer enfrentamiento contra el Hospitalet en tierras catalanas, sufrió unas molestias que le apartaron del once inicial. Al no remitir el malestar, el jugador tampoco pudo saltar al césped de La Salera en el encuentro de vuelta. «A mí me ha reventado, porque llevo todo el año esperando a que llegue el 'play off' y justo ahora me lesiono», lamentaba ayer a unas horas de comenzar el primer entrenamiento para la segunda eliminatoria contra el Langreo. El futbolista tenía planeado probarse para saber cómo se encuentra: «Estoy mejorado y trataré de correr un poco para ver si el jueves ya puedo entrenar con normalidad».

Con este panorama, resultará un poco complicado que el delantero pueda jugar el sábado, en La Salera, a partir de las 18.00 horas, aunque el jugador no lo descarta. Si no puede ser de la partida, Orodea lo tiene claro: «Lo que queda es animar a los compañeros, como en los dos primeros partidos». «Con el Náxara -prosigue- no se puede descartar nada. Nadie esperaba el partido del sábado pasado, pero como se pudo ver, a ilusión no nos gana nadie».

A juicio de Orodea, el punto fuerte del conjunto blanquiazul está en que es «un equipo de verdad, una familia». «Todos, desde los jugadores a los técnicos, pasando por la directiva, todos estamos muy unidos todo el año, y eso se nota luego en el campo. A todos nos une un interés común, el Náxara». También reconoce que «el no tener la presión que pueden tener otros equipos, como el Hospitalet, que tienen la obligación de ascender, nos puede favorecer, porque nos quita presión y nos permite jugar como venimos haciendo durante toda la temporada».

Orodea recordó que al principio de temporada al equipo le costó entrar en juego. «Pero es que el año pasado acabamos muy tarde y no nos dio tiempo a recuperarnos del todo, sobre todo en el aspecto mental. Hubiéramos necesitado un poco más de tiempo», resumía. Aún así, Orodea reivindicaba que, una vez que el equipo recuperó su juego «compitió muy bien». «En Calahorra conseguimos empatar con el que quedó campeón y ahora ha conseguido el ascenso a la primera, y lo logramos jugándoles de tú a tú», afirma.

De cara a la próxima eliminatoria, el futbolista considera que el Langreo será difícil: «Ha jugado con la Cultural Leonesa en ese campo y se hacen muy fuertes, aunque, a falta de lo que nos diga el entrenador sobre ellos, creo que será un enfrentamiento muy parejo. Aunque será diferente al del Hospitalet, que por individualidades igual era mejor».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos