El Berceo iguala en el añadido a un River que dejó ir el triunfo

Los verdes celebran el gol del empate. :: s.m.

S.M.

logroño. La Isla vivió en la mañana de ayer un final de partido emocionante, sorprendente y algo inverosímil. El River Ebro tenía en su mano la victoria a falta de cinco minutos y el Berceo apenas intimidaba, pero Gabriel, con un centro envenenado, y Mancebo, peinando en el descuento en una polémica acción, empataron para éxtasis de los berceístas.

El Berceo mostró desde el inicio la intención de tener más posesión, pero el River salía rápido y con peligro y Álvaro Martínez, tras un balón que peleó Garrido, puso el 0-1 con un disparo raso. Fue un punto de inflexión a partir del cual los rinconeros empezaron a mostrarse superiores, y en la segunda mitad tuvieron varias ocasiones hasta que Rivas puso el 0-2 en el minuto 80.

No parecía que el Berceo tuviese opciones de igualar, sin embargo, un centrochut de Gabriel sorprendió a Álvaro por encima para dar esperanzas a los verdes. Y en el descuento, con todo el equipo volcado, un centro al área era rematado por Mancebo a gol. Los rinconeros, que pidieron falta a su portero, habían dejado ir el triunfo en dos jugadas.

Fotos

Vídeos