TERCERA DIVISIÓN

El Agoncillo se suicida ante el Varea

Los jugadores del Varea celebran el tanto de Vitorica. :: s. tercero/
Los jugadores del Varea celebran el tanto de Vitorica. :: s. tercero

Los errores defensivos avioneros facilitaron la victoria de los arlequinados

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

El Agoncillo se suicidó ayer ante el Varea. Los fallos defensivos de los avioneros pusieron en bandeja la victoria para los arlequinados, que se mantienen quintos en la tabla clasificatoria del grupo riojano.

1 AGONCILLO

3 VAREA

Agoncillo
José Mari, Pirri, Sicilia, Navarro, Huerta, Pesquera, Luisja, Isma (Edu Martín, m. 63), Alcalde (Miguel, m. 63), Varea y Joseba (Moi, m. 76).
Varea
Jordan, Mikel, Medrano, Pardo, Rocha, Madalin, Chimbo (Alberto Gil, m. 86), Manu Ballestero, Efrén (Osés, m. 71), Vitorica (Esaúl, m. 83) y Rubén Pérez.
Goles
0-1, m. 7, Vitorica; 0-2, m. 12, Rubén Pérez; 0-3, m. 35, Rubén Pérez; 1-3, m. 40, Navarro.
Árbitro
Acero, ayudado por Larhlid y Alfonso. Amonestó a los locales Alcalde, Huerta y Pesquera, así como a los visitantes Chimbo, Rocha y Rubén Pérez.

Tras unos primeros cinco minutos bastante buenos de los de Gonzalo Santamaría, llegó el primer error de bulto y, como consecuencia, el tanto que abrió el marcador. José Mari intentó despejar, pero Vitorica se cruzó en la trayectoria para recoger el esférico y anotar el 1-0. Era el minuto 7 y el Varea, sin haber hecho prácticamente nada, ya estaba por delante.

Y cinco minutos más tarde llegó el segundo fallo. Nuevo robo de los arlequinados en la salida de balón local y Rubén Pérez aprovechó la oportunidad para superar, con un buen disparo, a José Mari. Los de Blas Terroba encarrilaban así un duelo que pudo quedar totalmente sentenciado en los instantes posteriores. No en vano, los logroñeses dispusieron de numerosas (y muy claras) ocasiones durante la media hora inicial para haber agrandado su ventaja. Rubén Pérez gozó de dos de ellas sin éxito y José Mari se hizo grande para impedir el tanto en una doble oportunidad visitante protagonizada por Efrén y Rocha.

Los delanteros arlequinados ganaban continuamente la partida a los defensas avioneros y así no de extrañar que el tercer gol acabara llegando. Fue en el minuto 35 y llevó, de nuevo, la firma de Rubén Pérez. El ariete estuvo más rápido que Navarro para recoger un pase en profundidad de Rocha desde la parcela defensiva, entrar en el área y batir, una vez más, al guardameta del Agoncillo.

Con ese tanto el partido parecía quedar sentenciado aunque el Agoncillo logró poner algo de interés en la segunda parte al recortar diferencias por medio de Navarro. El zaguero hizo el 1-3 a la salida de un saque de esquina ante la pasividad de la retaguardia visitante. De hecho, pudo controlar el balón dentro del área pequeña, pensar y disparar sin que nadie le intimidara.

Ese gol metía de nuevo al Agoncillo en el encuentro y en el inicio de la segunda mitad el bloque de Gonzalo Santamaría pudo poner en jaque el triunfo del Varea, pero la defensa sacó bajo palos un remate de Ismael. También pudo marcar más tarde Sicilia, pero su disparo se marchó fuera.

El Varea, igualmente, dispuso de oportunidades para causar un castigo mayor a sus oponentes, pero ni Mikel ni Efrén lograron cabecear en la dirección correcta. Sí que anotó Rubén Pérez, pero el colegiado le anuló el tanto por fuera de juego y el 1-3 con el que se había llegado al descanso ya no se movió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos