La Rioja

El Calahorra terminó ayer de preparar el encuentro en Badajoz

El Calahorra llegó en la mañana de ayer a tierras extremeñas después de un largo viaje nocturno que evitó las altas temperaturas diurnas y sirvió además para que el equipo estuviese plenamente concentrado en el escenario del encuentro desde bien pronto. Además, por la tarde continuó preparando el partido, dando los últimos retoques y analizando más aún al rival. Primero realizaron una sesión de vídeo en la que estudiaron al Badajoz y posteriormente el último entrenamiento antes del partido. Marcar siempre condicionaría no sólo el encuentro, sino tambien el compromiso dentro de siste días.

El técnico rojillo, Eduardo Arévalo, analizaba el ambiente que se respira en Badajoz y a su equipo: «Es un rival muy complicado y tiene a toda la ciudad detrás, poniendo todo de su parte para apoyarlos, pero nosotros tenemos que ser ajenos a ello, jugar nuestro partido, hacer bien las cosas y de esa forma tendremos opciones de traernos un buen resultado».

Arévalo espera un partido en el que «el Badajoz presione mucho, saliendo con intensidad desde el principio», aunque valoraba también cómo podría afectar el calor a este planteamiento: «La temperatura es para ir con un poco de cuidado, saber administrar fuerzas. Ellos igual están más acostumbrados pero al final el resultado es el que determinará el cansancio, ya que es también cuestión de cabeza, un estado mental en el que tenemos que ser fuertes».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate