La Rioja

'PLAY OFF' DE ASCENSO CD CALAHORRA - CD LAREDO

El poder de las alternativas

Astudillo se ha descubierto como una importante baza en la banda derecha. :: sergio martínez
Astudillo se ha descubierto como una importante baza en la banda derecha. :: sergio martínez
  • El Calahorra ha presentado diferentes opciones en la parcela ofensiva, la que parecía más estable al final de liga

  • Eduardo Arévalo ha variado su once en el 'play off' con buenos resultados

logroño. En el tramo final de liga, el Calahorra terminó encontrando un once tipo, esos hombres que serían la punta de lanza rojilla al llegar el 'play off', el momento decisivo del año. En la parcela defensiva Eduardo Arévalo sí había apostado por distintos jugadores y variado posiciones en los partidos importantes del curso liguero, pero el centro del campo y la delantera parecían fáciles de repetir por parte de cualquier aficionado: Almagro y Barace en el mediocentro, línea de tres por delante para Mario León, Fernando Rubio y Toledo y Alex Satrústegui como punta. Sin embargo, las lesiones y la búsqueda de otras opciones en ataque ha dado variado ese esquema en los dos últimos encuentros.

En La Romareda, Eduardo Arévalo no innovó, apostando por ese equipo titular que tantos buenos resultados le había dado hasta el momento, salvo por el cambio obligado de Joseba por el lesionado Alex Satrústegui en ataque. El delantero no tuvo demasiadas opciones para brillar entonces, aunque en el partido de vuelta se mostró batallador y gozó de un par de ocasiones que repelió el portero del Deportivo Aragón.

Tras la derrota de Zaragoza, la vuelta en La Planilla ofreció la alternativa a uno de los jugadores que mejor está respondiendo en esta fase de ascenso: Astudillo. El interior derecho, que comenzó la temporada como lateral, fue uno de los más activos ante el Deportivo Aragón en Zaragoza y en Laredo también se exprimió a fondo, hasta el punto de terminar el partido con una brecha provocada en un salto de cabeza por un rival.

La entrada de Astudillo en los dos últimos partidos ha sido a costa de dos de los fijos del Calahorra, de los más destacados durante la temporada. En La Planilla el sacrificado fue Iñaki Toledo, el capitán, mientras que en Laredo el que se quedó en banquillo fue nada menos que Fernando Rubio, uno de los máximos goleadores del equipo y estrella durante la temporada.

El lesionado Israel Losa, Marcos Fernández y Del Puente también han contado con minutos, pero el que ha ganado una importancia vital en el equipo en la presente eliminatoria ha sido Josua, que hasta ahora se encontraba en un escalón secundario en cuanto a participación y no entró en la convocatoria ante el Deportivo Aragón. La lesión de Barace y posteriormente Losa daban una oportunidad al mediocentro soriano, que pese a la dificultad de la tarea cumplió en Laredo como nueva pareja de Almagro, descolgándose en ataque y asumiendo funciones similares a las de Barace. Una variante más en el esquema de Eduardo Arévalo, que ha confiando y recibido una buena respuesta por parte de todos sus hombres.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate