La Rioja

Todos para uno y uno para todos

La plantilla del Anguiano calienta durante uno de los entrenamientos de esta semana.
La plantilla del Anguiano calienta durante uno de los entrenamientos de esta semana. / Miguel Herreros
  • El Anguiano estrena el 'play off' buscando hacer valer su fuerza grupal ante el Conquense

CD ANGUIANO - UB CONQUENSE

logroño. El Anguiano abre esta tarde el telón del 'play off' riojano con un duelo de contrastes. Su rival, el Conquense, es el equipo de una capital de provincia, con un estadio con capacidad para 7.000 espectadores y con un reciente y dilatado historial en Segunda B. Pero frente a ese envoltorio, el Anguiano buscará la fórmula de sorprender a su equipo, el segundo clasificado del grupo castellanomanchego, apostando por las armas que le han llevado a firmar una espectacular campaña, la competitividad y su fortaleza grupal. Y es que los serranos, como Los Mosqueteros de Alejandro Dumas, se aplican la famosa máxima: «Todos para uno y uno para todos».

Las últimas fases de ascenso del Anguiano ya han mostrado que los serranos son mucho más que una de las cenicientas del 'play off' y que avanzar de ronda es una posibilidad real. En esta ocasión, llegan después de firmar una temporada en la que han destrozado su anterior récord de puntos, entrando entre los mejores en la Tercera riojana más exigente para los equipos de la zona alta. Las cifras avalan al Anguiano, pero también las sensaciones que han mostrado a lo largo de todo el año. Raúl Llona llegó al banquillo serrano con una propuesta innovadora y que la plantilla asumió con naturalidad, con una defensa formada por sólo tres jugadores, mucho recorrido para sus hombres de banda, trabajo y acumulación en el centro del campo para lograr también superioridades en ataque y desborde en los puntas.

La fórmula ha sido exitosa en gran medida gracias a la labor grupal, descubriéndose el Anguiano como un equipo muy solidario y organizado, con facilidad para cerrarse en defensa y generar muchas ocasiones en ataque. Sus logros son compartidos, aunque destaca la labor de Gerardo, auténtico líder sobre el césped y la prolongación de Raúl Llona durante los noventa minutos. La movilidad de Moha y Fede, la llegada de Sotés, Miguel y Javi Pavía por las bandas, o las jugadas a balón parado se antojan como algunas de las fortalezas que los serranos tendrán que aprovechar ofensivamente en la tarde de hoy para poner de cara la eliminatoria, cuidando siempre de no encajar goles, algo que suele resultar clave.

El Conquense llega a Isla conocedor de los condicionantes de un campo estrecho y de un rival que aprovecha ese factor para exprimir su esquema táctico. Hoy en día no hay secretos para nadie. El equipo manchego llega a este 'play off' asumiendo el objetivo del ascenso a una categoría que ha sido en las últimas dos décadas su territorio habitual. El año pasado lo tuvo muy cerca y en esta temporada será el Anguiano su primera piedra en ese camino. Para el encuentro, el técnico José Manuel Poyatos no podrá contar con Corrales, que fue baja de última hora, pero tendrá a su disposición al resto de su plantilla, esperando que disponga sobre el césped de Isla de su habitual 4-4-2, en el que Gerika, Collado o Nacho serán las principales amenazas.

Ante ello, el Anguiano deberá seguir la misma línea que le ha llevado hasta aquí, volviendo a ilusionar a la pequeña localidad serrana, que un año más vuelve a estar presente en el mapa del fútbol nacional. Isla volverá a vivir, sin duda, una fantástica tarde de 'play off'.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate