La Rioja

Madalin avanza con el balón ante la presión de Álvaro. ::
Madalin avanza con el balón ante la presión de Álvaro. :: / Jonathan Herreros

El Varea sufre para superar a un ordenado Calasancio

  • El equilibrio en el juego amarillo originó muchos problemas entre los arlequinados

Le costó mucho al Varea superar ayer al Calasancio. Los arlequinados tuvieron que esperar hasta la última media hora para vencer al bloque de José Quiroga, que se defendió con orden.

Los visitantes cedieron la iniciativa del juego a sus rivales. Daban libertad a los defensores locales para que jugaran el balón y cuando éste llegaba a los centrocampistas apretaban en busca de la recuperación para salir al contragolpe. Ante ese planteamiento, el Varea necesitaba ritmo y movimientos de ruptura, pero no tuvieron ni una cosa ni otra.

Es más, el juego de los arlequinados estuvo lleno de imprecisiones y así las ocasiones resultaron escasas antes del descanso. Concretamente, sólo hubo dos claras. En una Rubén Pérez remató fuera y en la otra Joserra atajó el disparo de Efrén.

En la segunda mitad, el partido cambió poco. El Calasancio, eso sí, tuvo alguna opción para haber dado la sorpresa. De hecho, Álvaro estuvo a punto de marcar un golazo desde el centro del campo, pero su disparo, bien dirigido, se marchó por encima de la portería después de botar en el césped. Pinillos ya estaba superado.

A pesar de no encontrar velocidad, el Varea siempre guarda una bala en la recámara gracias a la calidad de sus futbolistas. Y eso es lo que le permitió ayer llevarse la victoria. En el minuto 60, Efrén se marchó por la derecha, puso el pase al área y allí apareció Esaúl para conectar un certero disparo.

Ese gol echó por tierra las ilusiones de un Calasancio que acabó el partido con diez jugadores por la lesión de Víctor cuando Quiroga ya había hecho los tres cambios. El encuentro parecía decidio y Chimbo se encargó de sentenciarlo al transformar un penalti de Lapeña sobre Rubén Pérez. Esa victoria permite el Varea seguir tercero, mientras que el Calasancio cae a zona de descenso a Regional Preferente.