La Rioja

Intensa goleada del Anguiano

Los jugadores del  Anguiano festejan  uno de sus tantos. ::
Los jugadores del Anguiano festejan uno de sus tantos. :: / Jonathan Herreros
  • Diez tantos, tres expulsiones y un penalti parado por un jugador de campo dibujaron el triunfo serrano en Viana

Pasaron muchísimas cosas ayer en el enfrentamiento entre el Vianés y el Anguiano. Los serranos firmaron una contundente goleada, pero el duelo dejó mucho más. Además de los diez goles, ocho para los de Raúl Llona y dos para los de Borja Lerma, los espectadores vieron tres expulsiones, un gol fantasma y un penalti parado por Alberto, jugador de campo de los locales, que tuvo que ponerse los guantes.

El duelo, en cuanto al resultado, quedó decidido en la primera media hora de juego. Los de Llona fueron superiores y aprovecharon la fragilidad defensiva local para ir haciendo su ventaja cada vez mayor. Así, a los cinco minutos Moha recogió el rechace de Picote tras un tiro de Félix Pavía para hacer el primero y en el nueve Samu, libre de marca dentro del área, cabeceó a la red el envío desde el costado de Moha.

El Anguiano encontró una autopista por su lado derecho de ataque y por ahí se generaron la mayoría de sus ocasiones. Moha aprovechó uno de esos centros, de Javi Pavía, para conseguir el tercer gol de su cuenta particular y Nacho Elías marcó el cuarto de su equipo al recoger un flojo rechace de la defensa navarra tras otro nuevo envío desde la banda.

De todo un poco

El encuentro estaba sentenciado y, por lo tanto, no cabía esperar demasiado movimiento en la segunda mitad, pero ésta resultó mucho más intensa de lo que imaginable. Primero, Samu configuró su triplete al ver puerta dos veces más. El delantero consiguió su segundo gol al rematar un centro de Escribano y sumó uno más a su cuenta tras controlar un centro de Candelas y superar a Picote.

En esa jugada, el guardameta vio amarilla al pedir mano del ariete y, poco después enfiló el camino de los vestuarios al ver la segunda amonestación por tocar el balón con la mano fuera del área. Esa roja fue el inicio de unos minutos locos, ya que en el lanzamiento de la infracción del portero, el colegiado pitó un penalti por mano en la barrera. Expulsó a Cardarso y, como el Vianés había hecho los tres cambios, Alberto tuvo que hacer de portero y se estrenó deteniendo un penalti a Gerardo. Además, el serrano al acudir al rechace, vio la segunda amarilla por una falta al reconvertido cancerbero.

Los últimos minutos del duelo dejaron un nuevo gol de Moha, dos tantos del Vianés (uno de Carlos y otro de Marcos) al aprovechar la relajación de sus oponentes y el último gol de los visitantes. Fue anotado por Escribano y también llegó con polémica. Su disparo se estrelló en la cruceta y existían dudas de si había superado la línea de gol o no. El colegiado consideró que sí e hizo subir el 2-8 definitivo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate