La Rioja

Leo caza los puntos en la altura

Pelea por el balón durante el encuentro de ayer. ::
Pelea por el balón durante el encuentro de ayer. :: / Ernesto Pascual
  • El Haro se adelanta por dos veces ante un intenso Ríver Ebro y suma tres valiosos puntos

El Haro se mantiene guardando la cuarta plaza que da la opción al ascenso. Y para aferrarse a ella, la espigada figura de Leo tuvo que buscar ayer los tres puntos en las alturas ante un buen Ríver Ebro, que compitió en todo momento y buscó siempre sumar.

El partido estuvo abierto desde el inicio, con instinto vertical por ambos equipos. Por el Haro, Joseba tuvo un balón en el área pequeña que mandó al exterior de la red. Por el Ríver, Miguel probó en una entrada con disparo que detuvo Pérez.

En este partido de ida y vuelta, y tras una ocasión local con disparo de Zamora, en el 18, Txejo lanzó una gran diagonal que cabeceó Josu al centro del área, donde Leo controló con el pecho y voleó a la red.

Con el gol, los jarreros se mantuvieron más fijos en el balón ante la impetuosidad y velocidad ofensivas del Ríver. Leo tuvo un nuevo cara a cara en un pase largo de Arkaitz. Pero en la siguiente, en el 32, rápidos por la izquierda, Aznar voleó un centro por encima de Pérez al empate.

Tras el gol rinconero, el partido reguló ritmo y el Haro pasó a tener más balón. En el 36, Joseba ganó la contra y su centro lo cabeceó Leo alto. Cinco minutos después, en una sucesión de varios poderosos saques de banda que se convertían en casi saques de esquina, Óscar buscó a Leo, el rechace a su cabezazo creó situaciones de peligro y acabó llegando a Aimar. Su disparo lo repelió el poste.

Tras el paso por vestuarios, el Ríver salió muy intenso en defensa, sin dejar que los jarreros mantuvieran y manejaran balón. Y regresó a la verticalidad. En el 6, Edu enviaba el balón a la llegada a la frontal de Miguel, cuyo zurdazo salía demasiado alto.

Para esos compases, el viento racheado ya empezaba a influir en algunos balones largos. Y para entonces el Haro pasó a tener más balón, a pesar de que el Ríver continuaba muy intenso. En el 21, Arkaitz ponía un centro al área que Aimar remató con el empeine bajo, atrapando Eric entre sus piernas. Con el partido de nuevo abierto para ambos, con ritmo alto, Zamora lanzó una contra por la izquierda buscando de nuevo a Miguel, cuyo lanzamiento raso atrapó Pérez en el suelo.

Con ambos equipos con intenciones, el partido podía inclinarse en cualquier lance. Y fue en un saque de esquina en el 27. Óscar lo puso en el primer palo, adonde entró con potencia y altura Leo para cabecear el balón por la escuadra para el 1-2.

El Ríver intentó de nuevo neutralizar el marcador, sobre todo por bandas. Pero tuvo contadas ocasiones ante un sólido Haro, como con una falta que puso Iñaki en la base del primer palo. Y el Haro pudo sentenciar a la contra, como la que Josebita puso al centro para el remate de León, que le salió alto.