La Rioja

El Calahorra no pisa el freno

Los jugadores del Calahorra celebran un gol ante el San Marcial. :: díaz uriel
Los jugadores del Calahorra celebran un gol ante el San Marcial. :: díaz uriel
  • El conjunto rojillo, que sólo perdió en la primera jornada, lidera y abre hueco

La temporada se estrenó en el mes de agosto con un resultado llamativo: la derrota del Calahorra en Agoncillo. El tropiezo de uno de los favoritos que no generaba la mejor de las sensaciones. Sin embargo, casi medio año después, ese partido es sólo la anécdota para un equipo que desde entonces no ha cedido ningún partido, escalando poco a poco hasta la primera posición de la clasificación. Y una vez ahí, el Calahorra parece decidido a romper esa igualdad que marcaba hasta ahora la zona cabecera, abriendo hueco e imponiendo un ritmo difícil de seguir, con una racha actual de doce victorias consecutivas.

El Calahorra es un equipo fiable, completo, con evidentes puntos fuertes y casi inapreciables débiles. Un conjunto que sólo ha encajado 11 goles, la mejor cifra del grupo, es el tercero en el aspecto realizador, y con 64 puntos lidera la tabla, tres por encima de la SD Logroñés. «Nuestro trabajo iba enfocado a llegar al momento clave en la mejor forma posible. Hemos conseguido ser un equipo consistente, difícil ganar, con ritmo y generando muchas ocasiones, aprovechando la calidad de nuestros hombres de ataque», comenta Eduardo Arévalo, su entrenador.

Los rojillos presentaron muchas novedades a comienzo de temporada, «nos costó algo, pero ahora estamos todos en la misma línea», apunta Arévalo, y una de sus virtudes es la amplia participación de toda su plantilla: «Confío en todos mis jugadores y todos son parte importante de la plantilla, intentando aprovechar a cada uno en su momento».

El Calahorra ha ido evolucionando en la era Arévalo y es ahora un equipo más fiable, que no frena ese crecimiento. «Quizá no seamos tan vistosos como hace unos años, pero tenemos un punto más de competitividad. Cuando todos te conocen hay que cambiar e intentar ser más fuertes, además de adaptarnos a las características de nuestros jugadores», apunta el técnico.

El Calahorra ha cumplido además tres años sin conocer la derrota en La Planilla, un dato que da más valor al trabajo de los rojillos, «un día malo lo puede tener cualquier por lo que nos alegra haber cumplido así ante nuestra afición», comenta Arévalo. Este domingo, ante el Haro, tendrá un duro reto y la oportunidad de seguir aumentando la racha.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate