La Rioja

FÚTBOL TERCERA DIVISIÓN

La pegada del Varea somete al River

Felicitaciones entre los jugadores arlequinados.
Felicitaciones entre los jugadores arlequinados. / Jonathan Herreros
  • Rubén Pérez, con tres tantos, lidera la goleada de su equipo ante los rinconeros

El River Ebro jugó un buen partido ayer en Varea, pero acabó goleado. ¿La culpa? La tremenda contundencia, calidad y pegada de los jugadores del ataque arlequinado. Una faceta ésa en la que Rubén Pérez destacó sobre el resto al anotar tres de los cinco goles de su equipo.

Los de Blas Terroba comenzaron bien, basando su fútbol en las continuas incorporaciones de los laterales Rocha y Gonza por los costados. Por ahí llegaron las primeras aproximaciones peligrosas y, en una de ellas, Rubén Pérez abrió el marcador. El ariete remató al primer toque un centro de Rocha desde la banda izquierda y superó a Álvaro Niño.

Lejos de venirse abajo, el River supo sobreponerse bien al golpe y no tardó en reponer las tablas en una jugada iniciada por Iñaki. El jugador rinconero encontró en buena posición a Edu Domínguez, el disparo del atacante fue desviado por Pinillos y Dani Garrido recogió el rechace para marcar.

El partido volvía a empezar, pero el Varea no iba a dejar pasar su primera oportunidad para ponerse de nuevo con ventaja. Javi Torres recogió un pase de Pitu e hizo el segundo de los suyos con el que se puso fin a cinco minutos de locura goleadora.

Tras ese frenesí de tantos, el partido entró en una fase más relajada, aunque en algunos momentos se volvió algo bronco a causa de algunas entradas fuertes. En ese escenario, el River siguió apretando y encontró antes del descanso una nueva igualada. Iñaki volvió a convertirse en un asistente de lujo y Dani Garrido no desaprovechó el pase de su compañero para establecer el 2-2 con el que se iba a alcanzar el descanso.

En la segunda mitad, el Varea salió decidido a buscar los tres puntos y generó varias llegadas antes de que Rubén Pérez pusiera el 3-2 al sacar petróleo de los fallos de la defensa y del guardameta visitantes con un cabezazo que se le escapó a Niño.

A partir de ahí, los de Blas Terroba controlaron el partido a excepción hecha de algún acercamiento riojabajeño que terminó sin disparos peligrosos. Además, los logroñeses aprovecharon el tramo final del enfrentamiento para cerrar su goleada con un tanto de Chimbo y con el tercero de la tarde para Rubén Pérez. Implacable.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate