La Rioja

Canario marca los dos goles del empate entre el La Calzada y el Rapid

El calceatense Valer y el murillense Canario pugnan por el balón.
El calceatense Valer y el murillense Canario pugnan por el balón. / Diego Marín A.
  • La fortuna y la mala suerte se cebaron en el mismo jugador

Por fortuna primero y por desgracia después, el murillense Canario fue el protagonista del partido disputado ayer en El Rollo entre el La Calzada y el Rapid de Murillo. Suyos fueron los dos goles de un partido que acabó en empate, primero marcando a favor de su equipo y, después, anotando un tanto en propia meta. Todo ocurrió en la primera parte, en 37 minutos, en una tarde desagradable, con lluvia y viento.

El Rapid empezó bien el encuentro, intentando dar continuidad a la primera victoria lograda en toda la temporada, la de la anterior jornada ante el Tedeón. Y, de hecho, a los tres minutos de juego Canario disparó desde lejos y colocó el balón en la escuadra de Hernando, el portero local, al que sorprendió.

El partido transcurrió entonces dividido, disputado con intensidad pero sin demasiado control. Alain disparó en el 27 y el portero murillense despejó a córner. Y en el 32 la defensa calceatense no acertó a despejar un balón que remató a bocajarro y por sorpresa Nico pero que detuvo como buenamente pudo Hernando.

El tanto del empate llegó en el 37, cuando Santi centró un balón con el que se metió en la portería el guardameta visitante y, al intentar despejarlo, Canario lo acabó de introducir en su propia portería. Ya en la segunda parte, el juego se interrumpió mucho por lo cambios y las faltas y acabó muriendo con el 1-1.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate