La Rioja

El Rapid logra al fin su recompensa

El Rapid, en la imagen en un partido anterior, logró vencer por fin en El Rozo. :: s.m.
El Rapid, en la imagen en un partido anterior, logró vencer por fin en El Rozo. :: s.m.
  • Con sólo cinco puntos hasta el momento, el colista se quita un peso para seguir luchando por la permanencia

  • El cuadro murillense consiguió el sábado su primera victoria de la temporada

Veintitrés jornadas ha necesitado, pero al fin el Rapid ha logrado estrenar su casillero de victorias. Era desde hace muchas semanas el único equipo del grupo que no había vencido en ningún encuentro, algo que le ha lastrado en la tabla como una pesada losa que se quitó el pasado sábado al vencer en su feudo por 3-1 al Tedeón.

Fue un triunfo como alivio y como recompensa. El no ver ese cero en el casillero de victorias ofrece otro panorama, de igual manera que observar cómo el trabajo tiene su reflejo en la clasificación. En cierta manera, en el Rapid sabían que el momento estaba muy cerca, como explica Paul Pérez, su entrenador: «No sé por qué, pero durante la semana pasada había algo diferente, estábamos muy motivados y veíamos que el sábado ganaríamos».

Ese espíritu se traslado al césped, «salimos con otra intensidad y hambre de victoria», detalla Paul Pérez, y el Rapid venció Tedeón superando es momento en el que los de Navarrete igualaron el marcador, algo que había afectado mucho a los de Murillo durante anteriores partidos. «Hemos estado muy cerca contra el Arnedo o el River Ebro, pero después de coger ventaja en el marcador, nos entraba el miedo y acabábamos atrás. El sábado nos sobrepusimos», comenta el entrenador.

El Rapid consiguió vencer sus temores para lograr un objetivo que se resistía y que ha sentado muy bien en el vestuario: «Después del partido y en el entrenamiento se ha visto otro ánimo, pero no queremos euforia, sino moral para vencer los próximos». Y es que el Rapid se mide en las siguientes semanas al La Calzada y al San Marcial, en «dos partidos en los que veremos si podemos acercarnos a la permanencia y luchar por ella», apunta el técnico.

El triunfo «refleja lo que ha mejorado el equipo» observa Paul Pérez, que incide además en la implicación de la plantilla: «La semana pasada entrenaron 24 jugadores, algo que no es habitual en un equipo en esta situación. Eso es porque ven que aún se puede». El Rapid aspira ahora a un nuevo comienzo.